Deportes

21 Dic 2012
Deportes | Por: Fidel Campos

Qué tire la primera piedra aquel que cree que un atleta quiere fallarle a su país

Quien me diga que no se levanta a celebrar cuando un atleta salvadoreño gana una medalla, no importando el color que sea, es mentira. La alegría es inmensa y viene a dar un pincelazo de alegría al país en estos tiempos en donde ver una sonrisa por la televisión es una utopía. Estamos tan contaminados por la violencia social y la política, que los actos de nuestros atletas pasan completamente desapercibidos.

 

Recuerdo esos Juegos Centroamericanos en Panamá 2010, en donde El Salvador se proclamó Campeón, al obtener la mayor cantidad de medallas de oro; razón que lo llevó a presentar la mayor cantidad de atletas en unos juegos Centroamericanos y del Caribe en Mayagüez, Puerto Rico. Estos juegos se llevaron a cabo el mismo año ya que hubo un retraso en los Juegos C.A.  (Ya que somos una región muy inestable en lo deportivo, y que poco o nada importa el deporte a nivel olímpico).

 

Pero a pesar de todas las malas o buenas circunstancias que presenta un ciclo olímpico para nuestros atletas, ellos siempre se levantan en su día a día con la esperanza de que esto va a cambiar algún día. Este impulso hace que siempre nuestros atletas tengan destacadas y muy buenas participaciones en los juegos. Mayagüez no fue la excepción y se tuvo un resultado de un total de sesenta y una medallas: ocho de oro, veintiuna de plata y veintiuna de bronce, demostrando así el potencial deportivo de nuestros atletas y haciendo ellos mismos justicia a su esfuerzo y a todos esos días de entreno en donde el dolor de las lesiones, el sudor y la deshidratación, son invitados especiales que se hacen presente en el diario vivir de un atleta salvadoreño.

 

Estos resultados revelaron la capacidad de muchos e inauguraron un nuevo capítulo de la historia del deporte salvadoreño: Juegos Panamericanos Guadalajara 2011. Estos juegos nos dejaron acontecimientos históricos y una nueva página para la historia del deporte olímpico del país: medallas de plata en el Fisicoculturismo (Estas medallas no contaron en el medallero ya que era un deporte de exhibición), y entre otras, se ganó una plata en ciclismo con la destacada participación de nuestra atleta Evelyn García.

 

Como una vez me dijeron, ¿que tire la primera piedra aquel que cree que un atleta quiere fallarle al país? Un atleta que represente a su país, que se someta a entrenos, dietas, lesiones que ponen al máximo la exigencia de su cuerpo, que sacrifique su vida social, que tenga pocos amigos ya que pasa horas y horas dedicándose a mejorar en su disciplina deportiva, nunca quiere perder. La intención siempre es ganar y traer esa alegría a su país y poder poner en lo más alto el nombre de nuestro pulgarcito.

 

Los Juegos Olímpicos Londres 2012, para muchos fueron malos resultados ya que no se logró la tan ansiada medalla, pero esos diez atletas salvadoreños  que clasificaron a esa fiesta mundial del deporte fueron el orgullo y el ejemplo de todos los atletas de este país al representar el azul y blanco con honor y humildad, fueron diez superhéroes que en cada competencia hicieron valer cada día de entreno, Para muchos El Salvador se encuentra lejos del alto rendimiento deportivo  pero para otros nuestros atletas están más cerca de ser aquellos ejemplos para esta nueva generación que está creciendo en un El Salvador de violencia y sin esperanza.  

 

Se nos viene un nuevo ciclo olímpico que la historia lo hace llamar Juegos C.A San José, Costa Rica 2013 y nuestros atletas pretenden nuevamente llegar a lo más alto del podio,  de la disciplina, la calidad humana y sobre todo el amor a la patria.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos