Deportes

28 Ene 2013
Deportes | Por: Fernando Magaña

Que en paz descanse el periodismo deportivo

Cuando se le da la confianza a alguien, debemos tener en cuenta que estamos expuestos a condiciones extra-ordinarias que pueden ayudar a nuestra reputación, o despedazarla en solo minutos. Así es la historia del fútbol y el periodismo deportivo. Éste ha decepcionado en la última década por su imparcialidad utópica, su objetividad por los suelos y su indomable poder de presionar a los técnicos por un once ideal, por admitir errores y por dar la cara en momentos claves de la temporada. Hoy el periodismo deportivo ha muerto y el deporte rey tiene un enemigo que de no ser detenido, puede arruinar lo poco que queda del balompié.

 

Hoy se ven charlatanes en el micrófono; tertulias televisiva en vez de un análisis deportivo. La subjetividad le gana a la objetividad. Un periódico le declara la guerra a un equipo y a su entrenador, cuando por años defendieron el escudo madridista a muerte. Ahora argumentan que ellos en su historia, nunca han mentido en ninguna nota, artículo o crónica. A ese grado de bajeza han llegado algunos periódicos. Me parece sumamente triste que un medio se meta con el hijo de un entrenador, y que exhiban en la portada al entrenador viendo a su hijo entrenar. Triste es también que ocupen varias páginas para despotricar en contra de un entrenador y un altercado dudoso con un aficionado. Todo esto ocurre debido a un linchamiento mediático de años, que hoy se ha tornado en una guerra mediática.  Los más afectados somos los fans del fútbol.

 

Hasta dónde ha llegado el periodismo deportivo que todas las noticias parecieran traer un logo bajo el brazo, con una ideología entre sus líneas y cuyos objetivos entre sus párrafos, han sido últimamente despotricar en contra de alguien y manipular la opinión de las personas. El principal problema es que el periodista deportivo entra a la cabina de locución con la camiseta de su equipo puesta, habla como aficionado, piensa como fanático y analiza con exacerbación y no con lógica.

 

Para nadie es incierto que el periodismo deportivo se ha vuelto un negocio y la primicia es un objetivo a priori, cueste lo que cueste. El cuarto poder ha puesto contra la pared al fútbol, por ser competitivo y leído en un mercado deportivo tajante; mintiendo, tergiversando opiniones y declaraciones de jugadores, hasta al grado de tener un infiltrado en los equipos que no revelarán nunca sus fuentes por no coartar información.

 

El Corporativismo obsesivo es otro defecto que tienen los periodistas deportivos. Hoy los medios ya no tienen censura ni ética en sus palabras. Si es necesario defender a un compañero periodista, lo harán, aunque dejen a un lado los valores del periódico y la misión y visión del mismo. Sino preguntémosle a Anton Meana, con su escandalosa reunión con Mourinho y su staff técnico, en dónde existen ciertas contradicciones como el portugués escueto, con el que hablaba Mourinho. Cómo pudo entender a la perfección los insultos sino tiene conocimiento del idioma; a la lista se unen periodistas como Diego Latorre, Tomás Roncero y Alfredo Relaño, cada quién conocido por la ideología futbolística que defienden de años, una carrera envidiable en el rubro deportivo pero que ahora han decidido atacar por medio de sus columnas.

 

El periodista deportivo ha pasado de cubrir el protagonismo a formar parte de él, no importa la posición que tenga en el medio. Ahora en vez de entrevistar, reciben entrevistas, en vez de hablar bien del deporte, lo hacen ver cada día peor. El rememoro del buen periodista deportivo será una leyenda en el futuro, en dónde le contaremos a nuestros hijos y nietos de un Luis Omar Tapia, José Ramón Fernández, Fernando Palomo, quienes a pesar de tener su ideología futbolística marcada, saben diferenciar pasión y profesionalismo, y además,  emprenden una lucha por enamorar más a los aficionados. El fútbol nos necesita, luchemos por lo que amamos, ¡luchemos por el deporte rey!

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos