Deportes

23 Sep 2013
Deportes | Por: Fidel Campos

Punto y final a los amaños

Esta semana nuevamente dejó mucho de qué hablar, pero además de la selecta playera que ocupa las primeras planas en estos días, un suceso importante y que todos han estado hablando, llegó a su fin: Los amaños de partidos por parte de la selección mayor.

Catorce jugadores castigados de por vida es el resultado del proceso sancionatorio llevado a cabo por la FESFUT. Muchos aficionados han quedado defraudados por algunos jugadores que se pensaba que no iban a caer en ese juego sucio. (Tal es el caso de Osael Romero).

El castigo impuesto nos lleva hacer una pequeña reflexión, ya que, el ya no volver a jugar futbol a nivel profesional, para este servidor no es suficiente. Detrás de cada uno de los castigados existe también una inversión, una inversión que todos los salvadoreños pagamos. Estos jugadores de fútbol fueron beneficiarios en su momento, por lo cual, lo lógico sería exigir a estos jugadores el pago de dicha inversión, ya que con sus actos mostraron que lo menos que hicieron es ir a representar dignamente al país y lo menos que pueden hacer es devolver todo ese dinero invertido en ellos.

Poniendo punto y final a este tema de los amaños, ¿Qué es lo que se viene para el fútbol nacional a nivel de selecciones? ¿Será que se retirará el apoyo estatal (que consiste en un millón setecientos mil dólares) y se apoyará a otras ramas deportivas o se viene una reestructuración desde las bases de selecciones de futbol en nuestro país?

El fútbol a nivel nacional es la única rama deportiva que tiene la capacidad y los recursos de trabajar un proceso de selección real, con verdaderos talentos, con gente con el espíritu necesario para luchar y lograr un puesto en alguna de nuestras selecciones nacionales. Pero ¿Qué es lo que pasa? En nuestro país no tenemos los recursos humanos que sepan descubrir el verdadero talento, jóvenes con mucha capacidad en muchas ocasiones pasan desapercibidos, no se les toma la atención que se les debería de  tomar.

Quién sabe cuántos “Magicos” a perdido El Salvador por esa falta de interés de trabajar con verdaderas bases, tener selecciones desde los más pequeños hasta los más grandes no es pecado, se debe materializar la inversión pública en talentos para el fútbol nacional.

En la actualidad la mayoría de la ayuda estatal se invierte en “salarios”, súmele a esto la ayuda que da FIFA y los patrocinios que tiene la FESFUT. De seguro y esto genera  un par de millones para llevar a cabo todo un plan de recuperación y reestructuración del futbol en nuestro país.

Aunque este servidor en lo personal piensa que se le debería de quitar un porcentaje de ayuda estatal al futbol, después del tema de los amaños, lo menos que el estado salvadoreño puede hacer, es seguir invirtiendo en este tipo de procesos. Existen otras ramas deportivas que necesitan esos fondos mal utilizados en el futbol salvadoreño.

Solo para hacer un poco de números y para que usted saque sus propias conclusiones, todos los deportes de conjunto que se practican en nuestro país (baloncesto, balonmano, beisbol, softbol, volibol, entre otros) tienen un apoyo estatal de $596,949.00  esto no viene hacer ni el 50% de ayuda que recibe futbol. (Gobierno Abierto http://infoutil.gobiernoabierto.gob.sv/sports_federation_transfers?page=1).

¿Pero de quién es la culpa? Es fácil exigir a los atletas, pero cuando estos no tienen el apoyo o las condiciones mínimas para desarrollarse, es bien difícil dar un buen resultado. Es ahí en donde usted como aficionado puede tener una respuesta a una  pregunta hechas por todos. ¿Por qué otros deportes no sobresalen? Feliz inicio de semana lectores mediollenistas.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos