Deportes

7 Ene 2013
Deportes | Por: Jaime Ayala

Pleitos absurdos y ridículos

Durante los últimos cinco años, a una gran mayoría de aficionados parece importarles darle respuesta a uno de los temas más polémicos en la historia del fútbol. Y no sólo eso, también buscan coincidir en la manera de elegirlo. ¿Quién es el mejor futbolista de todos los tiempos? ¿Se define en base a títulos, mundiales, récords o goles?

 

Muchas veces escuché la frase sobre el problema de muchos (no todos) periodistas con el fútbol: “A pesar de conocer las reglas y generalidades, nunca sabrán lo que es el juego.”  Lo estudian como ciencia y como deporte, pero no como arte e instrumento de catarsis. Algunos apenas lo practicaron en su vida, ni siquiera como niños. Lastimosamente, la locura de los últimos cinco años está destruyendo ese arte tan pasional. Lionel Messi, un hombre culpable sin intención y amante del buen fútbol, ha provocado que más jóvenes busquen el vídeo de “La mano de Dios”.

 

A finales de los años 70 surgió un pequeño argentino de apellido Maradona. Tras demostrar su talento, se consagró como un competidor histórico del “Rey Pelé”.  Existía un nuevo candidato para “el mejor de la historia”. Tras los éxitos de Rivaldo, Ronaldo y Ronaldinho, parecía ser que el “mejor de la historia” debía ser brasileño, más seguramente Pelé.

 

Por lo tanto, el hecho que naciera una nueva estrella, alguien que es casi de otro planeta hacía sonar el nombre de Maradona, aún más fuerte. Demostrar que Messi es mejor que Diego pondría fin a la pelea probando que el mejor jugador de la historia es un argentino.

 

Lo más absurdo de todo es que últimamente el debate se ha convertido en una lucha pasional entre merengues y culés. Enfrascarse en la pelea “Cristiano – Messi” es una ridiculez completa y una pérdida de tiempo. Esos clubes son más grandes que sus jugadores, lo han sido y lo seguirán siendo después que Messi y Cristiano se retiren. Decir que el mejor de la historia puede ser azulgrana o blanco es utilizar una excusa mediocre y opacar a quienes han construido las historias de ambos equipos. Se nos ha inculcado la necesidad de entender que hay alguien mejor que otro. Dejamos de admirar y percibir el arte por tratar de imponer criterios ilógicos.

 

Tomemos otro punto de vista. Históricamente,  Alemania, Brasil, Argentina, Italia y Uruguay han sido los mayores ganadores de mundiales. Es decir que si un jugador no nace en uno de esos países, las probabilidades de superar los tres mundiales de Pelé son prácticamente imposibles. Eso significa que sin importar cuántos regates y goles hiciera Jorge González, él no tenía oportunidad de superar al astro brasileño.

 

Bendito aquel que vio jugar al mago Zidane, a Xavi y a Iniesta. Qué bien por el que se identificó con Puyol dando el corazón como lo hacían Beckenbauer y Fernando Hierro. Qué orgullo haber llenado mis ojos con la clase de Pirlo, Nedved, Lampard, Gerrard, Ronaldinho, Drogba, Ronaldo, Riquelme y muchos otros que se me escapan. De estas leyendas les contaremos a nuestros hijos y nietos. Qué triste sería decirles que vivimos enfrascados en un pleito “Cristiano- Messi”, un circo mediático más “brasileño- argentino” que “madridista-culé”.

 

Nos resguardamos en récords y estadísticas para afrontar una lucha de un deporte pasional. Convertir 91 goles en un año jamás te hará el mejor jugador de la historia, al igual que ni 300 lo harían. Tres mundiales tampoco podrán convertirte en “el mejor de la historia”, de la misma forma que no lo harían cinco. Si es del Madrid o del Barca, eso ya es una inmadurez.

 

En el fútbol no existen los premios individuales. A la larga todos se relacionan colectivamente.  Lo más objetivo de este deporte es su propia subjetividad. ¿El mejor jugador de la historia? Yo vi jugar a muchos de ellos y, en más de alguna ocasión, marqué un gol creyéndome ser uno de ellos y festejé como si estuviera en el Wembley de Londres.

 

*Columnista de Deportes de MedioLleno

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos