Deportes

24 Jun 2013
Deportes | Por: Fernando Magaña

Marcando la historia

Dicen que las leyendas son aquellas que logran marcar una página en la historia, y eso fue lo que el Miami Heat logró este pasado jueves al ganar su segundo campeonato consecutivo de la NBA, tercero en su historia.

Contra todo pronóstico, Miami logró su segundo título consecutivo de las manos de Erik Spoelstra y el “Big Three” después de un partido épico en el juego 6 de las finales, donde fue catalogado como el segundo juego más visto en la historia de la cadena ABC;  y un parejo juego 7, que tuvo a El Salvador y al mundo en vilo logrando 8 de 10 trending topics  en Twitter ese día, referidos al partido.

La serie fue digna de un espectáculo. La historia favorecía a los Spurs; el presente y la localía al Heat. Miami nunca había estado arriba en la serie y los Spurs nunca habían estado abajo en una serie final en la historia.  El juego 6 había marcado un punto de reflexión para los jugadores y aficionados de ambos equipos. Para los fans del Heat significó un golpe de lealtad a los que se salieron del estadio al ya tener pérdidas las esperanzas del campeonato. Nunca se debe perder las esperanzas en cualquier actividad que realizamos día a día. Eso demostró Wade, Lebron y Ray Allen, con un triple increíble que mandó a tiempo extra una serie que medio Estados Unidos ya cantaba como campeón a San Antonio.

Para los Spurs el juego seis quedará en la mente de todos por mucho tiempo, más para Manu Ginobilli y Tim Duncan. Éste último falló una canasta que pudo haber empatado y cambiado el trama del partido, pero que increíblemente falló un tiro contra Shane Battier a boca de jarro.

El título de campeón de la NBA para el Heat es más que un logro en vitrinas para un equipo de estrellas y talento. El título es para James una respuesta deportiva y diplomática a los millones que lo critican y comparan con leyendas como Kobe Bryant y Michael Jordan, quiénes James todavía está muy lejos alcanzarlos. Cada uno con cinco y seis títulos de NBA respectivamente.

El “Big Three” ha demostrado que su alianza en el 2010 ha tenido frutos. Tres finales seguidas desde el año 2010, 27 partidos ganados consecutivos, el mejor récord de la NBA (66-16), el mejor récord de visitante y segundo mejor récord en casa, segundo MVP consecutivo en temporada regular y finales, no perder dos partidos consecutivos desde enero, nunca haber perdido dos partidos consecutivos en Playoffs. Todo producto de un excelente juego en conjunto y hermandad como escribió Spoelstra en el cartón de entrenamiento previó al comienzo del juego 7.

Detrás del éxito de Miami va una mezcla de hermandad y concepto de familia que Erik Spoelstra ha sabido transmitir a sus jugadores. Por más estadísticas y logros personales, nadie es más importante que nadie en el equipo. Lebron puede tener una triple decena y perder un partido como pasó en el juego 1. Dwayne Wade puede tener un gran partido pero sin la ayuda en conjunto no va tener logrados satisfactorios como el juego 5. El Big Three no estaría siendo portadas de diarios sin los jugadores  de bajo perfil, que no acaparan los flashes de los periodistas. Miami le debe el doblete a jugadores como Ray Allen con el triple de escándalo al final del tiempo regular del juego 6, Mike Miller quién sus triples jugaron papel clave en la victoria contra OKC el año pasado y contra los Spurs este año, Shane Battier quién anotó seis triples en el juego 7 poniendo de pie a todo el American Airlines Arena(AAA) con cada canasta. Mario Chalmers quién asistió y dejó todo en la cancha para su equipo, y sobre todo a un revulsivo Chris Andersen, un jugador que puede no tener un juego espectacular ni anotar canastas asombrosas, pero que supo dar alma, vida y corazón a un equipo que ya tenía química, pero faltaba el sacrificio en los rebotes y el juego alto.

El Básquetbol es un deporte de historia y gala. Cada nueva estrella es comparada con las leyendas y sus logros. Lebron James como lo ha dicho en reiteradas ocasiones, no quiere ser ni será Michael Jordan. Él será Lebron James.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos