Deportes

8 Sep 2014
Deportes | Por: Gerardo Ayala

¿Lo mejor del gane? ¡Que lo merecíamos!

No queda más que brindar apoyo para el juego ante Belice, y esperar a que este sea el inicio del proceso tan esperado por toda la afición.

Es difícil escribir de la Selecta luego de las mil y un novelas que nos han hecho vivir. Sin embargo, el día de ayer se veían de nuevo las camisas azul y blanco por doquier. Se escuchaban las vuvuzelas en las calles y era más que obvio que los aficionados aún apoyarían a todo pulmón a los seleccionados. Todo es parte de un proceso, al cual este y el primer partido le ponían rumbo; un proceso que amenaza con cambiar y recuperar el sistema y la confianza de la selecta. El aficionado es fiel y lo ha demostrado, pero hoy más que nunca espera ver un cambio de actitud y de organización.

Pueda que decir que han jugado bien y que se empieza a ver el camino hacia la reestructuración sería algo arriesgado y precipitado. Sin embargo, todo proceso de cambio debe iniciar de alguna manera. Me atrevo a decir que el partido que se presenció ayer es uno de los primeros grandes pasos que la selección ya dio. Vimos algo muy distinto a lo que los seleccionados nos tienen acostumbrados. Se pudo ver a jugadores comprometidos e imponiendo un estilo de juego que mostraba idea y pasión.

Aunque el gane es motivo de alegría y celebración, hay algo más importante que los salvadoreños debemos celebrar. ¿Qué es mejor que ganarle a Honduras después de tantos años? Lo merecíamos. Durante la mayor parte del partido, El Salvador tuvo el dominio del juego y se mostraba con ideas y verticalidad. Se vio a un Arturo Álvarez que lideraba el mediocampo y a un Darwin Cerén que en varias ocasiones hizo de las suyas entre la defensa hondureña. Analizando hombre por hombre, la selecta tiene un plantel joven con un aire diferente al de muchos años, pues se nota compromiso y pasión.

Como todo aficionado, espero hayan más juegos como el recién pasado. El día miércoles la azul se medirá ante Belice, rival que no debería ser mayor problema si se juega con la misma idea y estilo que ayer. De igual manera, como aficionado espero ver un Óscar Cerén más activado, rompiendo la banda derecha para incorporarse más al ataque. Las variantes funcionaron y, en general, se vieron chispazos de parte de los jugadores, factor que fue clave para el gol de Richard Menjívar. En pocas palabras, los jóvenes tienen entrega y talento, combinación más que ideal para liderar el cambio que el fútbol salvadoreño necesita.

En fin, aunque esto es motivo de alegría y confianza, es más que importante no dejar de exigir el compromiso y dedicación de todos los involucrados en este proceso de cambio. Los jugadores están demostrando poner de su parte. Es trabajo del aficionado responder y volver a apoyar a la selecta como en los viejos tiempos, cuando se dejaba todo en los graderíos para alentar a los seleccionados.

Albert Roca también dio muestras de madurez con los cambios, factor que incentiva a desarrollar el talento juvenil y a exigir más apertura para adoptar distintos estilos de juego. No queda más por el momento que brindar apoyo para el juego ante Belice, y esperar así que este sea el inicio del proceso tan esperado por toda la afición salvadoreña.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos