Deportes

6 May 2013
Deportes | Por: Fernando Magaña

Lección de humildad europea

Una lección de humildad vuelve a darse en las semifinales de la Liga de Campeones. Si hace un año el Chelsea y el Bayern Munich le enseñaban a los dos grandes españoles que en Europa ellos no mandan, hoy Alemania ha mandado un mensaje importante al mundo. La Bundesliga, si bien está lejos de ser la mejor liga del mundo por su competitividad efímera, el Borussia Dortmund y el Bayern Munich demostraron que tienen mejor nivel que los españoles, le pusieron más ganas y fútbol.

Dos series con mismos objetivos pero con distintos resultados.  Un desconocido Barcelona sorprendió al mundo al recibir a un Bayern Munich que aprovechó cada oportunidad para hundir más a los catalanes. El golpe era fuerte, la cicatriz era grande. Los cuatro goles encajados en Munich pesaban mucho y nadie, ni siquiera la gran parte de aficionados blaugranas esperanzaban una remontada.

Muchas dudas sobrellevaban el ambiente en el Camp Nou. A un hora del inicio del juego se dio a conocer la noticia que Messi no iría de titular. Eso terminaría con las pocas posibilidades que tenía el Barca entre semana. El resultado para los catalanes dejó mucho que desear, ya que no lucharon por sacar el orgullo, no jugaron como suelen hacerlo y decepcionaron a todo amante del fútbol, porque fueron superados abismalmente en el global de la competición futbolística más importante del planeta a nivel de clubes.

Por otro lado, la otra serie estaba desequilibrada por el resultado de la ida pero con una esperanza bárbara muy pocas vista en el Santiago Bernabéu. Los de José Mourinho tenían fe en una posible remontada. Juanito, Puskas, Di Stéfano y todos los poderes blancos se hacían presentes en el barrio de Chamartín. El Madrid jugó con garra, pasión y un sacrificio muy pocas veces visto. Lamentablemente no se logró el objetivo primordial que era ganar 3-0. Los goles llegaron tarde  hasta el minuto 80 y los sueños quedaron solo en ilusiones pasajeras pero que alegraron un estadio colmado de blanco.

Es sorprendente ver aficionados al fútbol que hablen mal de sus equipos a los cuales les han dado tanta gloria y alegría en estos años. ¿Cómo puede haber un aficionado catalán que hable mal de su equipo después de los seis títulos en un año, de las tres Champions en seis años y de los cuatro balones de oro consecutivos para Lionel Messi? ¿Cómo puede haber un aficionado madridista que hable mal de su equipo después de haber vivido tantas felicidades con el Madrid? Las ligas de la remontada, el pasillo y los récords, tres semifinales gloriosas en la Liga de Campeones, la Copa del Rey más difícil en los últimos 20 años, el fin de la hegemonía del Barça en España, entre tantas cosas.

Es difícil ver que ahora las alegrías se miden en títulos y no en el esfuerzo dado por el club. El Madrid, no gana la Liga de Campeones desde Del Bosque en el año 2002, pero ¿cuántos años tenían los blancos de no pasar de octavos y cuartos en Europa? ¿Cuántos años tenía el Real Madrid de no ganar una Copa del Rey porque solo usaban banca? Hay que ser justos con los equipos. Es difícil ser fanático de un equipo al que el 95% de aficionados ven como fracaso no ganar la Liga de Campeones. Es difícil ser fanático de un equipo al que ahora se le grita improperios a un entrenador que ha vuelto a poner al equipo entre los mejores de Europa y del mundo. Es difícil escuchar comentarios sobre que no se ha ganado nada, cuando a pesar de tantos problemas internos se ha vuelto a la grandeza.  La competitividad en este torneo es bárbara. Cuando se vieron los emparejamientos de las semifinales todos vaticinaban una final española; el marketing lo pedía a gritos, los aficionados la añoraban, nadie veía una final alemana. Hoy ha llegado el momento de reflexionar para cada equipo y regresar el año que viene más fuerte, más centrado y con más humildad.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos