Deportes

26 Jun 2013
Deportes | Por: Luis Samayoa

La Azulita aguantó y ganó

Hace dos días publiqué una columna en la que decía que a esta selección le pesó la inexperiencia en el más alto nivel. Y todavía creo que fue así ante el anfitrión del Mundial como con su debut en esta categoría. Lo que no creo, y creía, fue que esa derrota los mató psicológicamente. Podían llegar a pensar “El Salvador nunca ha ganado”, “El Salvador es un país perdedor en torneos Mundiales”, “No lograremos meter goles”, “No lograremos ganar partidos”. Sin embargo estos muchachos han demostrado todo lo contrario. Han demostrado que son capaces de sobreponerse ante las adversidades y fue ante Australia que llegó nuestra gloria futbolística.

Nunca antes en la historia El Salvador había metido dos goles en un partido de un Mundial. Hay que recordar que previo a este encuentro, teníamos un gol a favor en siete partidos disputados y veinticinco en contra. Fue aquel famoso gol que hizo vibrar a todo un país sumergido en la Guerra Civil. El ‘Pelé’ Zapata lo celebró por todo lo alto a pesar de ir perdiendo por goleada porque por primera vez un salvadoreño anotaba un gol mundialista.

Tuvimos que esperar 31 años para volver a desgarrarnos la garganta. Algunos, como yo, incluso por primera vez. Diego Coca pasó a la historia anotando el gol del empate ante los australianos ya que nadie más, aparte de Zapata, había sido capaz de lograr un gol en un torneo mundialista. Incluso el dijo después del partido que cuando caminaba hacia el centro del campo después de lograr su gol, realizó que apenas era el segundo salvadoreño en meter gol.

También escribí que a este equipo le costaba mucho meter goles y que con meter un gol en el torneo nos pudiésemos sentir victoriosos y orgullosos. Al ‘Puma’ Peña no le parecía suficiente quedarse con un gol y antes de terminar el primer tiempo, ponía el 2-1 para El Salvador. Con este marcador, estábamos viendo historia ante nuestros ojos ya que ni nosotros, ni nuestros papás, ni abuelos, habían visto un victoria salvadoreña en un Mundial. La Azulita aguantó el marcador hasta el final, no sin antes hacernos ‘socar’ a todos los que lo sufrían en televisión, Internet o incluso Twitter. Cuando el árbitro pitó el final del encuentro todo eran sonrisas, abrazos y lágrimas de felicidad. El Salvador, por fin, ganó un partido mundialista.

Todo El Salvador vio algo único en nuestras vidas que contaremos en los años por venir. Una vez ganado un partido hay que fijar un próximo reto y debe ser ante la poderosa selección de Colombia. Superado el objetivo, podemos soñar con hacer cosas incluso más grande. La clasificación a la siguiente fase es difícil pero no imposible, más para nuestros jugadores que superan obstáculo tras obstáculo.

El próximo partido del grupo ante Colombia debe ser una fiesta nacional. Ganen, pierdan o empaten, todo el pueblo está orgulloso de lo que ha logrado el equipo. Superaron nuestras expectativas ya que muchos aficionados nos conformábamos tan solo con ver un gol.

 

Esta Selecta es un ejemplo de inspiración y esperamos que hagan más grande su historia.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos