Deportes

3 Mar 2013
Deportes | Por: Jaime Ayala

¡FESA, no te duermas!

El gozo y la satisfacción se han hecho sentir de nuevo. La selección sub 20 nos ha clasificado a un mundial y los salvadoreños, como es costumbre, sacamos a relucir el orgullo en cuanta ocasión sea posible. Y no es para menos. Habían pasado ya más de 30 años desde la última vez que asistimos a una competencia de este nivel. Además, y quizá lo que es más gratificante, de los jóvenes seleccionados, 16 de ellos fueron formados por FESA.

 

Muchas felicitaciones a cada uno de los integrantes de este gran equipo. No solo por haber logrado un gran triunfo para sus vidas y el país, sino también porque han logrado demostrar que el proyecto que los forjó a ustedes brinda resultados, y ese es un enorme indicador. Sin embargo, el motivo de esta columna no puede basarse en una mera felicitación. Es necesario destacar ciertos puntos críticos que pueden mejorar el mismo sistema que les ayudó.

 

Entiendo que FESA no es una fundación enfocada solamente en el fútbol, pero para motivos prácticos, prefiero basarme en este deporte. Se sabe, también, que este modelo se basa en tres ejes principales: humano y salud, académico y deportivo. Sin embargo, más que la teoría de estos, lo que verdaderamente importa es que los jóvenes sepan aplicarlos y manejarlos en su vida profesional. Si hacemos memoria, nos daremos cuenta que muchos de nuestros legionarios han sufrido carencias que el modelo FESA busca cubrir.

 

Todos conocemos la historia de Jorge González, el mejor jugador salvadoreño que puso su nombre en la historia del fútbol mundial, aunque también fue conocido como un gran amigo de la noche y de las fiestas. El conflicto aquí es que, si lo vemos en perspectiva, ninguno de estos jóvenes becarios está exento de sufrir una situación como la que vivió el Mágico, y es aquí donde el trabajo de FESA debe hacerse notar.

 

Si algo ha padecido nuestro fútbol es la falta de profesionalidad, y  no digo que los jugadores actuales no la tengan; pero la capacidad de reaccionar en ciertas situaciones se ha vuelto muy cuestionable. Por ejemplo, cuando los jugadores salvadoreños son llamados para someterse a pruebas y luego son fichados por estos, es claro que el país se alegra por saber que un jugador se fogueará en una liga más competitiva que la nuestra.

 

Quizá ya en demasiadas ocasiones nos hemos percatado que estos jugadores juegan por un tiempo en el extranjero, pero rápidamente regresan misteriosamente a sus equipos dentro de nuestro país. ¿Será acaso por pura falta de rendimiento? No lo creo. La capacidad de comportarse dentro de un club más profesional, y saber mantener la concentración en el objetivo son aspectos que tal vez puedan parecer subjetivos, pero deberían pertenecer a la columna vertebral de este programa. Los mejores jugadores del mundo también se formaron en las calles y muchos de ellos no estudiaron. La diferencia es que aprendieron a comportarse de manera profesional.

 

FESA está haciendo un enorme trabajo en sus programas educativos y la apertura de oportunidades en el extranjero a jóvenes que buscan cursar una carrera universitaria. Sólo hay que tener cuidado en no perder tan fácil la memoria. Hace unos meses estábamos criticando todo el sistema deportivo del país cuando nuestra selección mayor fracasó. FESA no debe dormirse en los laureles y enfocarse solo en el aspecto deportivo. La educación dentro y fuera de la cancha es vital para el éxito de estos programas y la obtención de resultados.

 

Dicen que hasta reclamarle a un árbitro es aprendido, cómo comportarse con los directivos de un nuevo club extranjero, etc. Esos y muchos más son aspectos que los jugadores no experimentan en nuestro país, pero que en momentos críticos, son los que definen si uno de nuestros legionarios tendrá que comprar el boleto de vuelta a nuestra liga “profesional”.

 

*Columnista de Deportes de MedioLleno

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos