Deportes

17 Oct 2012
Deportes | Por: Jaime Ayala

Faitelson nos advirtió

Estoy seguro que cuando la mayoría de nosotros estábamos pequeños nuestros padres solían contarnos algún relato antes de ir a dormir. Eran narraciones fantásticas, de grandes aventuras y héroes que afrontaban situaciones difíciles. Con el pasar de los años, nos fuimos dando cuenta que aquellos cuentos no eran más que eso: puras historias inventadas. Al parecer, a casi seis millones de personas nos han venido contando los mismos cuentos desde nuestra infancia. “Ay la próxima”, “Este técnico sí”, “Deberían llamar al Mágico”  “En el Cusca nadie nos gana” son algunos de los más populares.

La reciente eliminación provocó un malestar nacional, de esos que no dan ni ganas de discutirlo con la familia. ¿Hasta cuándo vamos a dejar que nos lean los mismos cuentos? ¿Quiénes son los culpables? Es una pregunta con una respuesta demasiado amplia. Vayamos poco a poco. Después de todo, tenemos tiempo hasta el 2018.

Jaime Rodríguez: Hay que reconocer que el conflicto con Rubén Israel dividió a nuestra selección. Retenerle el  salario fue un error puntual. Se interrumpió un proceso y considero se dañó una idea de juego que se venía formando. Tal vez no podamos asegurar que con el técnico uruguayo la clasificación estaba asegurada, pero hay que reconocer que la selección que empató en San José no era la misma que vimos contra Guyana y Costa Rica. Habiendo sido jugador profesional, la “Chelona” conoce muchas de las carencias de nuestro pobre sistema, sin embargo; nuestro fútbol sigue igual.

Juan de Dios Castillo: No sé qué era lo que se notaba más: si el poco conocimiento de nuestro fútbol o la falta de compromiso. Echarle toda la culpa sería utilizar su persona como excusa de las decisiones administrativas que nos llevaron al fracaso. Creo que lo mejor es irse y dejar que inicie un nuevo proceso. A pesar de algunas decisiones muy criticadas en cuanto a convocatorias y alineaciones, la tragedia tiene dos partes en este caso: administrativa y futbolística. Es, probablemente, quien menos culpa tiene.

Mardoqueo, Osael, Dennis y  Fito: Ustedes merecen una mención especial. Fueron los únicos que respondieron con más de lo que esperábamos. No comprendo cómo sus compañeros no pueden sentir que la sangre les hierve al ver más de 35 mil personas apoyándolos. Ustedes sí lo entendieron. Las lágrimas de Mardoqueo, la lesión de Fito, un Dennis que peleaba cada balón a muerte, y ver a Osael dando hasta su último suspiro demostraron que por ustedes vale la pena ponerse la azul. Confiamos en ustedes para el 2018. Son la esperanza de los pocos sueños futbolísticos que tenemos.

Si los demás quieren estar en esta lista, deben ganárselo. No importa si juegan en el Rosenborg o si son delanteros del Isidro Metapán. Todos tienen una deuda con las 35 mil personas que asistieron al Cusca y los otros millones más que sufrieron desde sus casas.

Cheyo: No sé en qué momento un jugador tan mediático pasa de ser el ídolo de un país a una de las decepciones más grandes. Es injusto depositar todas las esperanzas en un solo jugador, pero su experiencia era vital para este partido y las eliminatorias. En muchas ocasiones pasadas, un par de tiros libres contentaban a los aficionados. Esta vez eso no sucedió. Es momento de que surja un nuevo líder. En algún momento de la historia fue una referencia de nuestro fútbol, pero tal vez es momento de desaparecer por un buen tiempo de la selección. Muchos de nuestros jugadores jóvenes ya se merecen una oportunidad. Cheyo: Sal por la “puerta grande”, ya que cada vez te alejas más de esta. No es nada personal.

Y así termina un cuento más de nuestro fútbol. Hay que entender que la Selecta no son 11 jugadores y un técnico jugando en el Cusca. La Selecta es algo implícito para todos los salvadoreños. Es nuestra marca de nacimiento. Son los sueños, aspiraciones y frustraciones convertidas en pasión. Y vaya pasión la que es…

*Columnista de Deportes de MedioLleno

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos