Deportes

2 Sep 2013
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Europa tiene dueño

No hay palabras con las que podemos definir la calidad de fútbol que presenciamos en los recientes partidos. Las Supercopas, Española y Europea, se encargaron de dejarnos en banquete una buena dosis de expectativa y emoción por los próximos enfrentamientos europeos. En la primera, se cumplió el sueño de muchos aficionados de ver jugar a Messi junto a Neymar durante los 90 minutos (aunque no les sirvió de mucho). La segunda, era la combinación perfecta: el fanatismo mediático que creó la guerra Pep contra Mou y, por supuesto, el poderío de dos titanes europeos. Se marcó la pauta para lo que podemos esperar en la Liga de Campeones y se dejó claro porqué Frank Ribery fue galardonado con el premio al mejor jugador de Europa.

En el partido de la Supercopa de España, los del Cholo Simeone se encargaron de complicarle el triunfo a un Barcelona que no ha cambiado su estilo de juego. Pase tras pase, la posesión del balón del equipo culé se elevaba rápidamente, pero eso no era suficiente para lograr penetrar el arco de los colchoneros. Ante la sorpresa de muchos, fue el Atlético quien abrió el marcador tras una bolea cortesía de un ex culé: el “Guaje” Villa. Al Barcelona se le complicaba su partido de visita, más aún cuando Leo Messi pasaba totalmente desapercibido. No pasó mucho tiempo hasta que la Pulga se resintiera de un dolor en el muslo y tuviera que abandonar el terreno de juego. Pero es aquí donde se explica la contratación más reciente de los de Cataluña. El fichaje de Neymar es con el fin de romper la barrera defensiva que forman los equipos cuando se enfrentan al Barcelona, es alguien que en vez de jugar el balón para atrás y aumentar la posesión, busca penetrar y dar un juego vertical. Se supone que es el trabajo de Alexis, pero el chileno pasa más tiempo tirado en la grama que provocando jugadas de peligro.

Neymar supo aprovechar un descuido defensivo y logró empatar el partido a un gol por equipo. Todo se definía en el Camp Nou, pero para hablar de este partido es necesario tener que haberlo visto completo. No me malinterpreten, no es que no haya sintonizado el encuentro, es que me resultó imposible encontrar la manera de mantenerme despierto. Los culés cayeron nuevamente en un juego de posesiones largas y de nula verticalidad. Después de dos o tres tiros y de un Atlético tirado completamente a la defensiva, el Barcelona se agenció una Supercopa con un sabor agridulce. Ni Messi ni Neymar brillaron aún luego de 90 minutos juntos.

Por otro lado, tenemos un escenario diferente. Un partido que presentaba un duelo que, por una parte, no es nada más que una disputa creada por el periodismo con el fin de abonar a la supuesta guerra de Mou y Pep. La Supercopa de Europa nos dio a los aficionados una probada del fútbol que veremos en la Champions de esta temporada. Un partido de ida y vuelta, un juego vertical y ofensivo. Bien dicen que los partidos son mucho más entretenidos cuando ambos equipos atacan mejor de como defienden, y este no fue la excepción. El Chelsea dio un partido digno de admirar y demostró ser una carta fuerte en los próximos campeonatos. Pero el Bayern tiene un arma mortal, y lleva por nombre Franck Ribery. Un francés que es quien marca el ritmo sobre la cancha y que fue en mayor parte el responsable del triplete conseguido por el equipo alemán.

El éxito que ha cosechado este año es totalmente envidiable. Muchos dirán que aun así el premio al mejor de Europa debía ser para Messi por el hecho de ser un jugador más completo. Pero si a la hora de otorgar el premio vamos a obviar una Bundesliga, una Copa Alemana, una Liga de Campeones y el talento nato de un jugador que ha demostrado una excelente técnica y calidad, entonces no sé qué estamos premiando. El premio es justo y únicamente los amantes del argentino dirán lo contrario. Messi es de otro planeta, sí; pero eso no pareció bastarle al Barcelona cuando el Bayern lo humilló en la Liga de Campeones. 

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos