Deportes

1 Jul 2013
Deportes | Por: Fernando Magaña

El Futuro está en buenas manos

El Salvador se despidió de su tercer mundial, primero en la categoría sub20 con la cabeza en alto. A pesar de tener un margen negativo de goles, los salvadoreños debemos resaltar el coraje, buen juego y valentía de los jóvenes que fueron a representarnos en Turquía. 

El mundial sub20 fue una mezcla de nostalgia, interés, fanatismo y desesperación para los salvadoreños. ¿Quién no dejó las uñas de los nervios en los últimos minutos del partido contra Australia? ¿Quién no estaba pidiendo la hora para ganar nuestro primer partido en un mundial? Hay que darle gracias a los muchachos porque este año estaremos presentes en dos mundiales, éste y el de fútbol playa. Uno ya nos hizo vibrar; el otro no nos decepcionarán y todos sabemos que llegarán lejos.

 Nuestro país tenía 31 años de no asistir a una Copa del Mundo, decenas de decepciones nos habían dejado en el camino en las clasificaciones de un mundial y hoy estábamos presentes en Turquía, luchando de igual a igual con países como Colombia, Australia y Turquía.

Contra Colombia a nuestra selección le pesó la inexperiencia y la falta de resistencia ante su similar cafetalera. No por nada Colombia llegó a Turquía como serio candidato al título mundialista, tiene jugadores de calidad, sabe mover bien el balón y tiene uno de los mejores juegos en América y en el mundo. Colombia si bien es cierto dominó, los primeros dos goles llegaron por fallos en la defensiva de la azulita; una mala entrega en el primero y un jalón de camiseta en el segundo desmoronaron a nuestra selección y sus sueños por llegar a octavos de final.

Colombia nos ganaba la espalda fácilmente. A nuestra selección le faltó resistencia y buen marcaje. Colombia supo rápidamente descifrar quiénes eran nuestros jugadores más desequilibrantes, Jairo Henríquez y Diego Coca e impidieron todo pase hacia ellos. Colombia también supo sofocar a nuestros jugadores en la media cancha con un sólido marcaje y juego fuerte.

Nuestra tripleta estrella Granitto-Gómez y Barahona no tuvo los mismos efectos positivos ahora contra Colombia debido al férreo marcaje. Nuestro juego se vio mermado gracias al cierre de nuestra creación de juego.

La azulita nos enseñó muchas cosas en este mundial. Ya no es un sueño estar en un mundial, sino una posibilidad debido a nuestro crecimiento futbolístico en el área. Ya no debemos ver como imposible meter un gol en una competencia internacional, nuestro país debe plantearse más retos como preparar mejor a las canteras, saber faltarle el respeto a sus rivales y no cohibirse en escenarios mundiales. Ya no es imposible llegar a octavos de final de un mundial, miles de personas creímos en la azulita, apostábamos por un empate o gane ante Colombia. Ni en nuestros mejores sueños nos imaginaríamos estar peleando por un puesto en los octavos de final. Hoy todo esto es posible y más. El futuro de la Selecta está en buenas manos en las categorías sub 20. Hoy nos despedimos de un mundial pero como país podemos dar por sentado que no volverán a pasar 31 años para regresar a un mundial, si se sigue a este ritmo podremos estar presente en más competiciones internacionales y levantar nuestra bandera en alto. Muchos jugadores impresionaron al mundo. Qué no nos extrañe si el día de mañana vemos en portadas de periódicos a algunos equipos europeos o suramericanos interesarse por nuestros muchachos. Tienen talento y buen futuro. Este no es un adiós de un mundial, es un hasta luego. Con una buena preparación, volveremos.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos