Colaboradores

6 Jul 2013
Colaboradores | Por: Herbert Escoto

Voto en blanco

Se acercan las elecciones presidenciales y es común escuchar la disconformidad de muchas personas con los candidatos que se han postulado para competir por el cargo en los siguientes comicios. Comentarios como “no me parece ninguno de los candidatos” o “no me siento representado por ellos” o “votaré por el menos peor” me hacen pensar que muchos preferirían no votar.

El ejercicio del voto es un derecho y deber político que otorga la Constitución a los ciudadanos salvadoreños. Acercarnos a las urnas para elegir a nuestro representante es un medio de participación ciudadana y una forma directa de incidir en quienes ocuparán los cargos de elección popular. Estoy seguro de que muchos se acercarán y votaran, a pesar de no sentirse representados por ninguno de los candidatos, pues están conscientes que anular su voto o abstenerse a votar no ayudará en nada. Sin embargo, en algunos países existe la figura del “voto en blanco”. ¿Ya lo habías escuchado? Este tipo de voto es una forma válida de expresar tu disconformidad o disenso con los candidatos que compiten, es decir, que en lugar de marcar la casilla del partido o postulante, marcas la casilla en blanco para expresar que ninguno de los ellos te convence y te representa.

El voto en blanco no es común, lo regulan en países como España, Uruguay y Colombia, aunque con distintos matices en cada uno. Algunos autores lo consideran un tipo de voto nulo y otros opinan que produce trabas en los sistemas electorales.  Otros creen que si el porcentaje mayor corresponde a este tipo de voto, se debe hacer un cambio total de los candidatos y redefinir quiénes serán, pero esto me parece complicar las cosas.

En El Salvador no existe ninguna regulación respecto a este tipo de voto y mucho menos debate social al respecto. Pero estoy seguro de que, por los comentarios que escucho entre los jóvenes, muchos quisieran tener una casilla en blanco en las elecciones del 2014.

Teóricamente, el ejercicio del sufragio es un DEBER, es decir que estamos obligados a votar, aunque la abstención no acarrea sanción alguna. Además, la jurisprudencia de la Sala de lo Constitucional ha establecido que el voto es “libre” y, en mi opinión, si una persona está obligada a votar y ningún candidato la  representa debe tener el derecho a tener una casilla en blanco para expresar de forma libre su disenso. Esta casilla evitaría comportamientos como marcar la papeleta con insultos o manchones que luego convertirían el voto en nulo.

La oportunidad de expresar tu voto en blanco incluso crearía presión sobre los partidos que postulan candidatos. El candidato que gane, seguramente, lo hará con menos porcentaje si se toma en cuenta que hay un número de votos en blanco. ¿Tú qué piensas sobre este tipo de voto? ¿Será constitucional? ¿Será efectivo?

Se debe evitar a toda costa la práctica de anular el voto, mucho menos estimular a que las personas se abstengan de votar, pues como ciudadanos también estamos llamados a cumplir los mandatos constitucionales y ejercer los derechos que nos corresponden. Es necesario iniciar un debate sobre este tema y determinar si es conveniente regularlo en El Salvador. Si eres de las personas que quiere votar, pero ninguno de los candidatos te representa, analiza lo siguiente: ¿Tengo derecho a tener una casilla en blanco?

*Colaborador de MedioLleno

20 Oct 2018
Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?

14 Oct 2018
Con cariño
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Con cariño

14 Oct 2018
El positivismo barato y la gente tóxica
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

El positivismo barato y la gente tóxica

13 Oct 2018
Los criminales de la nueva era
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

Los criminales de la nueva era