Colaboradores

25 Nov 2012
Colaboradores | Por: Ricardo Alvarenga

Violencia como cultura

En estas últimas dos semanas hemos visto en muchos medios de comunicación actitudes de personas violentas, personas que sin tiempo de meditar y buscar una solución pacifica y dialogada prefieren caldearse de ánimos e irse de una vez a los puños y patadas, pero ¿Por qué pasa esto?

Lo cierto es que tal vez cuando estamos pequeños nuestros padres a veces no nos inculcan en nuestra mente el hecho de ser tolerantes, pacientes y aprender a solucionar los problemas hablando y no con la fuerza. Si esto fuera así realmente  sería de gran ayuda, ya que al crecer nuestra misma sociedad no se viera afectada por tanta sangre y muerte como lo esta ahora.

Pero esto comienza desde el  kínder o del  lugar de estudios a temprana edad. Como todo niño se juega, se divierte y se pelea, pero los niños pelean y olvidan, se perdonan a la media hora y siguen siendo amigos, compartiendo el refrigerio y riendo hasta ahogarse, pero todo cambia cuando un adulto se entromete en pelea de niños y le comienza a decir a sus hijos que se defiendan, que peguen patadas y puñetazos si alguien los molesta, acaso ¿No es más fuerte lo que hace una lengua que lo que logra el golpe de un puño?

En algún punto de nuestra vida se pierde esa tolerancia infantil y comienzan las celebres frases de “No me busques porque me vas a encontrar” o “Te voy a dar duro” que al final no conllevan a nada bueno sino a todo lo contrarío, por diferencia de ideas e intolerancia entre personas se ha llegado a la guerra, a la matanza de miles de personas, sino recordemos hace un poco más de dos décadas como estábamos, unos pedían mejores cosas para el pueblo y otros no querían dar su brazo a torces, ¿en que concluyó? En un conflicto armado que duro más de 20 años y dejo a miles de hermanos salvadoreños muertos.

De esa escuela de guerra y temor han aprendido muchos, que son personas reactivas, que al responder a algo lo hacen con violencia, pero qué podemos hacer ahora si la mayoría de los medios nos bombardean como Hiroshima en la segunda guerra mundial con noticias de violencia, secuestro, desmembramiento, a cual más sangre y destrucción presente, parece ser que les importara más el rating que crear una sociedad pacifica, intelectual y desarrollada.

Que si la iglesia hace algo, sí, puede que lo haga, pero no hace diferencia en los índices de muertes diarias o en que se reduzca la violencia intrafamiliar, u otros tipos de violencia. ¿El gobierno? Todos somos consientes de que se preocupan por otras cosas como si tendrán un mejor aguinaldo que el año pasado, o evitar “traiciones” en sus fracciones o ver otras cosas de “mayor” importancia según ellos que la población misma que los eligió como sus gobernantes. Entonces nos preguntamos que podemos hacer, y la respuesta es simple, la solución la tiene la familia, una especie en peligro de extinción.

Desde lo que se considera el centro de la sociedad se puede educar a las nuevas generaciones de que traten de evitar riñas o peleas que terminen en golpes violencia y daño físico; se puede discutir, pelear, plantear diferencia de opiniones con solo usar el diálogo, planteando opiniones pero respetando las de la otra persona.

 Se puede enseñar a ser tolerantes, a saber que la mejor solución siempre será el dialogo, siempre será llegar a un consenso por ambas partes, defender sus opiniones pero con su intelecto y pensamiento y no con su fuerza física o imponiendo temor.

Al final de todo, los beneficiados seremos nosotros salvadoreños, los que recogeremos los frutos de un cambio serian nuestros hijos o los que no podrán vivir dentro de menos de 15 años en el país por temor a salir de casa y por una pelea terminar tres metros bajo tierra también serán nuestros hijos. Al final un país más tolerante y sin violencia es trabajo de cada uno de nosotros.

¿Quieres formar parte de los colaboradores de MedioLleno? Envía tus columnas entre 500-650 palabras a info@mediolleno.com.sv

14 Ene 2017
¿Ya sabés qué hacer ahora que sos bachiller?
Colaboradores | Por: Karen Rivas

¿Ya sabés qué hacer ahora que sos bachiller?

14 Ene 2017
Si pudiésemos caminar todos juntos ¿quién necesita un auto volador?
Colaboradores | Por: Fernando Portillo

Si pudiésemos caminar todos juntos ¿quién necesita un auto volador?

14 Ene 2017
No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista
Colaboradores | Por: Redacción

No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista

8 Ene 2017
Diferencias entre un periodista y un comunicador
Colaboradores | Por: Nahúm Cruz Cruz

Diferencias entre un periodista y un comunicador