Colaboradores

1 Feb 2013
Colaboradores | Por: Juan Martínez

¡Vaya metáfora!

Ante las recientes noticias relativas a la ley contra la usura, me pareció oportuno comentar acerca de una columna de opinión publicada por Marvin Aguilar este año en el diario La Página y titulada “La burjeta de crédito”. En dicho artículo, se hace una dura crítica a la banca salvadoreña, haciendo referencia a Noam Chomsky, Angela Merkel e incluso la Biblia, y erróneas alusiones a Paul Krugman y la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed). El párrafo más comentado por sus lectores es en el que Marvin propone la siguiente metáfora: “Si le lanzas a un perro un trozo de carne ¿crees que se lo comería? Desde luego que sí. Ahora bien si a ese trozo de carne lo envenenas e igualmente lo tiras al perro ¿lo comería? La respuesta es afirmativa.” En la analogía que presenta Marvin, el perro es el consumidor salvadoreño y quien le lanza la carne envenenada (productos financieros) es ABANSA.

 

Marvin, primero te explico cómo se definen las tasas de interés y luego comento acerca de tu analogía. Las tasas que te cobran en el banco se componen de dos partes: la correspondiente a la rentabilidad que el banco espera obtener, y la que cubre los costos y gastos implicados en la transacción. Esta última contiene varios elementos, pero el que me interesa resaltar es la prima de riesgo, es decir, lo que el banco carga a los consumidores de productos financieros para cubrir algo llamado “pérdida esperada”, que no es más que lo que en promedio se pierde por incumplimiento de un determinado tipo de cliente. Diferentes grupos de personas, productos, garantías y otras variables representan diferentes pérdidas esperadas para los bancos.

 

Las primas de riesgo tienden a ser más altas para los grupos en los cuales las instituciones financieras proyectan perder más por incumplimiento. Comúnmente esas primas de riesgo se estiman utilizando datos históricos de comportamiento de pago de los clientes de los bancos. En otras palabras, si históricamente gente similar a ti ha tenido un mal comportamiento de pago, se te asigna una prima de riesgo relativamente elevada. Esto es así porque son tantos los clientes, que hacer un análisis individualizado del riesgo es imposible. Y de esta forma es como para algunos grupos de clientes y productos, las tasas de interés pueden llegar a ser muy altas.

 

Imponer tasas máximas a los bancos implica que algunos clientes, especialmente los más riesgosos, dejan de ser rentables (y ojo, muchas personas con buen comportamiento de pago también se van en la colada). Marvin, acerca de tu artículo, nadie te fuerza a que adquieras un producto financiero, y los salvadoreños no somos animales que actúan en base a instinto. Si hay algo que reconozco es que no todas las personas toman las mejores decisiones financieras: a veces por falta de educación financiera, lo cual se resuelve, pues, con educación; a veces porque por cosas de la vida algunas personas se ven en la necesidad urgente de recurrir al crédito, lo cual se resuelve con programas específicos de financiamiento dirigidos a grupos vulnerables; y a veces porque la información que proveen los bancos no es lo suficientemente clara, lo cual se soluciona exigiendo más transparencia y claridad de la información a los bancos.

 

Si te das cuenta, cada causa tiene una solución particular, pero fijar tasas máximas no resuelve nada y deja sin acceso al crédito a personas vulnerables, muchas de las cuales no son necesariamente usuarios irresponsables de los servicios financieros. Al final, la ley contra la usura tiene la consecuencia de forzar a algunas personas a recurrir a los verdaderos usureros, los que las autoridades no ven. Políticas como la regulación de las tasas de interés, al igual que el artículo de Marvin, asumen que somos irremediablemente tontos y necesitamos que alguien decida por nosotros. Yo con toda sinceridad creo que están equivocados, y me enorgullece la indignación general ante el citado artículo.

 

*Colaborador de MedioLleno

  • La “gente” aun piensa que el gobierno mesianico de MF, es el gobierno del cambio. No hay peor ciego que el que no quiere ver. MF y los comunistas, nos quieren trasquilar como ovejas, es increible que a pesar de todas las gilipolleces que este gobierno esta haciendo, aun siga teniendo un alto grado de aceptacion de la poblacion (segun cierta encuesta publicada recientemente). Ahora resulta que nos quieren racionar el uso del gas, luego nos racionaran los granos basicos, el agua y la luz como en la hermana republica Venezuela, ¿que seguira despues? Este pais va rumbo al comunismo gracias a la ignorancia de la poblacion.

  • Crées que 18 meses de gobierno son suficientes para cambiar 200 años de historia? El sindrome del capitalismo subdesarrollado y dependiente exige – a efecto de enfrentarlo y combatirlo- de planes y proyectos a muy largo plazo. La creación de nuevas condiciones y factores económicos, políticos é incluso culturales es el resultado de un largo proceso. Esto exige , además, la creación de de nuevas formas de integración regional, el cambio de la infraestructura productiva y el desarrollo sostenible en la investigación cientifica y técnológica en el plano nacional. Los nuevos centros -polos- de desarrollo como China, Corea del sur, India, etc y su competitividad el el comercio y economía global solo ha sido y será posible con su permanente desarrollo tecnológico. El desarrollo de Brasil es uno de estos casos en América Latina.

  • Crées que 18 meses de gobierno son suficientes para cambiar 200 años de historia? El sindrome del capitalismo subdesarrollado y dependiente exige – a efecto de enfrentarlo y combatirlo- de planes y proyectos a muy largo plazo. La creación de nuevas condiciones y factores económicos, políticos é incluso culturales es el resultado de un largo proceso. Esto exige , además, la creación de de nuevas formas de integración regional, el cambio de la infraestructura productiva y el desarrollo sostenible en la investigación cientifica y técnológica en el plano nacional. Los nuevos centros -polos- de desarrollo como China, Corea del sur, India, etc y su competitividad el el comercio y economía global solo ha sido y será posible con su permanente desarrollo tecnológico. El desarrollo de Brasil es uno de estos casos en América Latina.

23 Jul 2017
¿Son coherentes nuestros políticos?
Colaboradores | Por: Mario Recinos

¿Son coherentes nuestros políticos?

22 Jul 2017
La revolución que se vendió
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La revolución que se vendió

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar