Colaboradores

14 Feb 2014
Colaboradores | Por: Rodrigo Escalante

Una mirada al pensamiento de Marx: El Valor

¿Alguna vez te has preguntado de dónde surge el valor de cualquier bien o producto? Esto ha sido motivo de debate por cientos de años. La teoría del valor(TVL), en su forma más básica, estipula que el valor de un bien o producto mercantil puede ser objetivamente medido por la cantidad de trabajo o labor que lleva incorporado dicho producto dándole mínima importancia a sus componentes físicos. Es decir, si un sombrero requiere el doble de horas laborales para completarse que un par de pantalones, el sombrero debe tener el doble de valor que los pantalones.

Ambos economistas David Ricardo y Karl Marx estaban de acuerdo en que todo valor es medido en unidades de labor ocupada, pero tomaron diferentes caminos analizando las discrepancias entre el valor ideal y el valor por el cual se venden los bienes. Es decir estaban confundidos porque el valor de uso y el valor de cambio rara vez eran equivalentes.

Adam Smith dio fin a su discusión del valor diciendo que el valor de uso de un bien deriva de la utilidad que le brinda a su dueño. El valor de cambio de un bien es determinado por cuánto labor alguien está dispuesto a ceder para recibir este bien. En la mente de Smith, si X cantidad de mercancía A es igual a Y cantidad de mercancía B, significa que algo hace equivalentes ambas cantidades de mercancía diferente. La respuesta para Smith, el concepto del valor. El ejemplo más drástico que ocupa Smith para desarrollar su argumento es el del agua y un diamante: el agua es sumamente útil, por ende, comandando muchísimo valor de uso, pero en términos de cambio es sumamente pobre. Un diamante es completamente lo opuesto comandando mucho valor de cambio, pero tiene muy poco valor de uso. Posteriormente, Ricardo desarrolla una teoría continuando a Smith y adoptando sus pensamientos del valor, diciendo que el valor de un bien es variable, pero la cantidad de labor no lo es. Entonces desacredita el trabajo (labor) como la forma invariable de valorar un producto.

Marx, por otro lado, nunca abandona la forma más clásica y fuerte de la TVL, argumentando que todos los bienes pueden ser valorados de esta forma. Marx pensaba que si el trabajo es la fuente de valor de las mercancías, el obrero debería ser el que sea beneficiado de este. Es decir, si un obrero trabaja por 10 horas y produce 10 pantalones, este debe ser compensado por el valor entero del producto.

Es aquí donde Marx propone la siguiente pregunta: ¿cómo es posible que los capitalistas estén exprimiendo ganancias de las producciones de sus obreros si es que están siendo compensados debidamente? Idealmente, los ingresos de la mercancía deberían reflejar el costo de producción para el capitalista. Si es verdad que está compensado a sus obreros por el valor entero de su labor y está vendiendo la mercancía producida a su valor de acuerdo a la cantidad de trabajo requerida para producir la misma.

Los capitalistas, responde Marx, deben estar disfrutando de una posición de poder como dueños de los medios de producción y tienen que estar explotando a sus obreros. Los capitalistas deben estar forzando a sus obreros a trabajar más horas de lo que están siendo compensados y estas horas extra son la fuente de valor remanente de los capitalistas. Marx nunca fue muy claro cuando trató de explicar cómo exactamente los capitalistas obligan a sus obreros a entregarles horas extra pero él estaba convencido que esta era la única forma para que los capitalistas generaran ganancias económicas.

Marx trato de utilizar la TVL en contra del capitalismo, diciendo que descubrió su contradicción interna, pero sin querer demostró la debilidad en la lógica de las suposiciones fundamentales de la TVL. En mi siguiente columna explicare como Marx extiende su argumento aun mas para explicar por que estaba tan convencido que una sociedad capitalista resultara en una revolución del proletariado contra el capitalista.

*Colaborador de MedioLleno

  • carmen tatiana marroquin

    No sé si es profunda ignorancia por parte del escritor, mala fe o la
    ausencia del más mínimo ápice de responsabilidad intelectual, pero toda esta columna tiene FALTAS GRAVES en cuanto a retratar las ideas de Marx.

    Solamente en el primer párrafo, demuestra una total y absoluta incomprensión de la teoría del valor trabajo en la cual se habla de “trabajo socialmente necesario”, una categoría que es necesario desarrollar antes de hablar de la teoría del valor.

    El extra valor no proviene de las “horas extras” que te obligan a
    trabajar, más bien proviene de la idea de que el trabajo es el único creador de valor, capaz de no solo transferir valor, sino crearlo.

    Igual creo que cualquier persona que se atreva a escribir acerca del
    pensamiento de alguien más, quién sea, debe apegarse al máximo a retratar las ideas tal cual, aunque luego agregue su interpretación. Una cita del autor no caería mal, aunque con solo citarlo verías lo sesgada de tu interpretación.

    Por responsabilidad intelectual, Rodrigo Escalante, antes de escribir de cualquier autor (sobre todo de alguien con tanta complejidad como Marx) es necesario leerlo. Tu columna se resume en un chambre de pasillo.

  • Alejandro Gasteazoro

    Un montón de errores. Uno de los más obvios es el siguiente: “Adam Smith dio fin a su discusión del valor diciendo que el valor de uso
    de un bien deriva de la utilidad que le brinda a su dueño.” O sea que Smith teorizó luego de Ricardo y Marx?? Aclaro: Smith murió en el año 1790 y Marx nació en el año 1818…. Marx teorizó luego de Smith, e incluso, Marx retomó y dio coherencia a los planteamientos de Smith. Como dice Tatiana, tienes faltas graves en esta columna…

  • José Salguero

    Das Kapital, Kritik der politischen Ökonomie de Karl Marx y On the Principles of Political Economy and
    Taxation de David Ricardo son libros con múltiples traducciones y
    ediciones, muchas de las cuales poseen estudios muy completos a manera de
    prólogo de cada publicación; sin olvidar que la lectura está enriquecida con
    numerosas acotaciones al margen. Adicionalmente existen pensadores que ofrecen
    interesantes artículos sobre las ideas tanto de nivel básico como avanzado de
    Economía Política como el Prof. Anwar Shaikh que trabaja en The New School
    en Nueva York; el profesor francés Gérard Duménil o el español Diego Guerrero
    catedrático de la Universidad Complutense de Madrid.

    Es interesante notar que
    la economía como disciplina de pensamiento actual es una práctica dividida
    entre la rama ortodoxa y heterodoxa, escisión cimentada en complejas y copiosas
    premisas. No obstante, el espíritu y oficio científico es algo que ambas
    comparten y así, antes de emitir una opinión contraria o en defensa de una postura,
    una lectura intensiva y crítica es fundamental.

    Me parece que para la
    prometida segunda columna será necesaria una importante actividad bibliográfica
    e investigativa: consulta con economistas de mayor oficio, libros de texto,
    material videográfico (existen interesantes documentales disponibles en youtube
    sobre estos temas) o consulta directa con las obras seminales.

    Saludos cordiales y buena
    suerte!

    José

  • pchamul

    El buen K.Marx sin ninguna mala intensión dedica 3 secciones del tomo I del Capital para hablar de la PLUSVALÍA, y aun así comentas que:
    “Marx nunca fue muy claro cuando trató de explicar cómo exactamente los capitalistas obligan a sus obreros a entregarles horas extra pero él estaba convencido que esta era la única forma para que los capitalistas generaran ganancias económicas”.
    Que no te haya quedado claro no significa que él no lo haya desarrollado.

  • José Salguero

    Gente, creo que no es necesario tildar de “ignorante” al autor de este artículo. Él tiene derecho a opinar lo que quiera, no obstante, siempre hay que tener cuidado de qué cosas se parafrasean y el grado de entendimiento que se tiene de las temáticas en cuestión; que me parece que son las falencias de este artículo en particular.

    Creo que hay que ser positivos y hacer hincapié en el hecho de que existirá una segunda columna, posiblemente nutrida con nuevas ideas y apreciaciones que será más objetiva y más sólida en términos de coherencia teórica.

    Mientras tanto dejo aquí un link muy divertido sobre las crisis en el sistema capitalista:

    http://www.youtube.com/watch?v=qOP2V_np2c0

    • ClaudiaRo

      pero cuando opinas “lo que querrás” con mal entendimiento de un autor, para este caso Marx, entonces, estas mintiendo.

  • Mario J. Chávez

    Hacer el esfuerzo por vertir una opinión es un ejercicio muy bueno que ayuda a desarrollarte como profesional, no obstante, Rodrigo, es importante que pongas atención en los temas que decides exponer y no cometer este clamoroso error. Aquí, cualquiera que sepa algo de economia, y más precisamente del marxismo, se da cuenta lo difuso y limitado de tus conocimientos al respecto, y no es malo desconocer, si no exponerlo esto como si se tratase de una cátedra, al final como resultado, vas a terminar haciendo este monumental ridiculo. Tu me puedes decir, “ataca las ideas, no a la persona”, pero te digo con respeto, cada parrafo muestra una profunda ignorancia de los temas que no amerita debate, si no un par de clases.

13 Ago 2017
No le creo al “mesías falso”
Colaboradores | Por: Mario Recinos

No le creo al “mesías falso”

13 Ago 2017
Los de “la legislativa” necesitan un curul VIP
Colaboradores | Por: Karen Rivas

Los de “la legislativa” necesitan un curul VIP

12 Ago 2017
La humanidad se está volviendo cada vez más ingenua
Colaboradores | Por: Stanley Arévalo

La humanidad se está volviendo cada vez más ingenua

12 Ago 2017
La humanidad se está volviendo cada vez más ingenua
Colaboradores | Por: Stanley Arévalo

La humanidad se está volviendo cada vez más ingenua