Colaboradores

2 Nov 2012
Colaboradores | Por: Jaime Solís

Una exigencia en salud ocupacional

Nuestro país, desde el 28 de abril de este año, estrenó una nueva legislación denominada “Ley General de Prevención de Riesgos en los lugares de Trabajo”, que vino a regular con mayor amplitud y  hacer obligatorias la implementación de medidas para prevenir y contener los riesgos laborales dentro de las empresas.

Una de las principales exigencias de la nueva ley es la obligatoriedad de formular “Programas de Gestión de Riesgos Ocupacionales”, que deben contener acciones y medidas que las empresas o Instituciones del Estado que sean necesarias para detectar, solventar y reducir los accidentes laborales. Su aplicación y monitoreo estará a cargo de los nuevos “Comités de Seguridad y Salud Ocupacional” (SSO) y los denominados “delegados de prevención”, que son estructuras creadas en la Ley y que impulsan la participación activa tanto de los patrones, sindicatos y trabajadores en estos temas.

La Ley va más allá del de los accidentes de trabajo, instaurando la ejecución de programas de Prevención de Riesgos Psicosociales, (estrés, violencia en  el trabajo, acoso sexual, discriminación, etc.), dado que estos son considerados riesgos inherentes al trabajo. Tanto las empresas como las instituciones deben capacitar a su personal para prevenir estas conductas, y sancionarlas si fuere el caso.  También se han regulado los temas de seguridad estructural de los centros de trabajo, el uso de maquinaria peligrosa, las medidas de higiene en los centros de trabajo, entre otros.

Otro cambio importante es que todas las empresas, tanto públicas como privadas, están obligadas notificar al Ministerio de Trabajo y Previsión Social de todos los accidentes de trabajo ocurridos en las empresas mediante la herramienta en línea del Sistema Nacional de Notificaciones de Accidentes de Trabajo (SNNAT), que podrán utilizar los empleadores desde internet. Con esta automatización, se busca que las empresas lleven datos sistemáticos sobre su accidentalidad, y al determinar sus causas, pongan en marcha medidas de mejora para evitar su repetición, ya sea reformando sus Planes de Prevención o mediante sus Comités de SSO.

La Ley otorga una potestad a los patronos de imponer sanciones disciplinarias a los trabajadores que incumplan los lineamientos de salud ocupacional, lo que  coadyuvará a que los trabajadores pongan mayor esfuerzo en cumplir las instrucciones recibidas por parte de representantes patronales o del Comité de SSO.

Ahora entra la duda: ¿están las empresas listas para acatar toda la regulación exigida? Como se planteó anteriormente, la Ley viene a regular una gran gama de temas, yendo de regulación del uso de maquinaria, planes de disminución del estrés, hasta regular cómo deben ser los planos arquitectónicos de los nuevos centros de trabajo, lo que puede causar que las empresas se vean abrumadas por la gran cantidad de temas que deben abarcar.

La regulación no se puede tomar a la ligera, dado que se llegó a subsanar uno de los principales vacíos que se consideraba tenía la antigua ley, principalmente lo referente al marco sancionatorio. La actual nomenclatura divide las infracciones a la Ley clasificándolas en leves, graves y muy graves con sanciones que van desde los 4 a los 28 salarios mínimos.

Las dos prorrogas de seis meses que recibió dicha ley no hace más que confirmar que el tema es denso y no había suficiente preparación para hacerle frente a este nuevo escenario. Inclusive hay preocupaciones a nivel interno por el poco número de empresas e instituciones públicas que han registrado sus Comités de SSO (que ya desde abril su implementación es obligatoria) aunque el Ministerio espera que la cifra llegue a al menos 5.700 Comités registrados para finales de año.

Empero, con una debida asesoría y con un seguimiento adecuado de todos los actores involucrados (trabajadores, empresas y Estado), está legislación puede conllevar a reducir accidentes y enfermedades relacionadas con el trabajo, lo cual, al fin y al cabo, reducirá costos sobre estos rubros y mejorará la productividad al estimular la creación de mejores ambientes laborales.

¿Quieres formar parte de los colaboradores de MedioLleno? Envía tus columnas entre 500-650 palabras a info@mediolleno.com.sv

14 Oct 2017
Hay cortinas de humo en la política salvadoreña
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Hay cortinas de humo en la política salvadoreña

8 Oct 2017
¡Asegurate!
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

¡Asegurate!

7 Oct 2017
Seamos dueños responsables, no al maltrato animal
Colaboradores | Por: Diana García

Seamos dueños responsables, no al maltrato animal

1 Oct 2017
¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?