Colaboradores

10 Ene 2014
Colaboradores | Por: Erick Aguirre

Una contienda electoral más, para que los jóvenes decidan el futuro de El Salvador

Las próximas elecciones presidenciales del año 2014 serán la muestra clara, de qué tan infundido está el deseo de votar en los jóvenes, de existir poca afluencia de jóvenes a emitir el sufragio, no evidenciara más que el resultado, de la desilusión marcada por los partidos políticos en una juventud que ya no cree en promesas falsas ni se gana regalando camisas y pulseras que al final terminan siendo el trapeador de la casa o el manto con el que se limpian los vidrios del hogar.

Según información del Tribunal Supremo Electoral, son un aproximado de más de 80,000 mil jóvenes que podrían votar en las próximas elecciones, pero predicciones y encuestas apuntan que la mayoría de la población entre 18 y 25 años no desea ni asistir a los centros de votación. Excusas como “da lo mismo si voto o no lo hago”, “si no trabajo no como, a mi ningún presidente me dará de comer”, “quede quien quede en la presidencia lo mismo da, todos roban, son corruptos”: esas y otras son las opiniones de los jóvenes salvadoreños al preguntarles si asistirán a emitir su derecho al voto.

Será necesaria una verdadera renovación política en el país para que las futuras generaciones tengan el deseo patriótico de llegar a la mayoría de edad y votar. Hacen falta campañas de patriotismo que alienten al salvadoreño a querer decidir el futuro de su tierra y que no sean otras personas las que decidan el futuro de la nación en la que viven. Si como juventud salvadoreña queremos cambiarle la realidad a este país, es sumamente urgente que los jóvenes asistan a su centro de votación establecido y de esta manera puedan demostrarle a la clase política de El Salvador que el voto joven puede llegar a decidir una contienda electoral, de esta forma los partidos políticos deben entender que darle oportunidad a nuevos políticos con una visión de país muy diferente es sano y democrático.

Las generaciones de la década de los 80 y 90 son las llamadas a luchar por su derecho al voto, a demostrar que le queremos cambiar la realidad al país que tanto amamos, donde nacimos, El Salvador. La juventud salvadoreña no debe esperar una contienda electoral más para callar la boca a aquellos que dicen que los jóvenes no son importantes en este país ni votan; ya es tiempo de que las campañas se renueven que las promesas cambien, el país debe trabajar en un verdadero plan de nación que incluya a todos los sectores de la sociedad. Si la clase política que ha gobernado al país en los últimos años no lo ha logrado hacer, entonces es tiempo para que nuevas caras aparezcan, personas con pensamiento fresco, que tengan deseos de superación, con una educación competitiva y adecuados a los nuevos cambios que la globalización le ha dado al mundo.

Hago un llamado  que en febrero 2014, saquen su documento único de identidad de la cartera, población juvenil, y se acerquen a los distintos centros de votación,  sean ustedes los que decidan el futuro que quieren vivir y de esta manera se pueda exigir cumplimiento a las propuestas dadas en campaña electoral por el candidato ganador.

 

*Colaborador de MedioLleno

15 Jul 2018
Reciclemos, pero no políticos
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Reciclemos, pero no políticos

14 Jul 2018
Las consecuencias de nuestras malas decisiones
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

Las consecuencias de nuestras malas decisiones

10 Jul 2018
La Verdadera Pobreza de El Salvador: ¡La falta de Empatía!
Colaboradores | Por: Alexandra de Sola

La Verdadera Pobreza de El Salvador: ¡La falta de Empatía!

8 Jul 2018
La herencia constitucional de la Sala saliente
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

La herencia constitucional de la Sala saliente