Colaboradores

11 Nov 2012
Colaboradores | Por: Ricardo Alvarenga

Un país de libros

Muchas personas en estos tiempos prefieren invertir su dinero en ver o comprar una película y no en comprar un libro. Se nos ha metido en la cabeza desde que comenzamos nuestra formación académica que leer es aburrido y tedioso, que lo teníamos que hacer por obligación y no por diversión o gusto por la misma, pero ¿qué consecuencias nos ha traído esa actitud?

Por nombrar algunas, tenemos una tasa de analfabetismo del 16% que el gobierno pretende erradicar de una vez por todas hasta el año 2021, no contamos con una conciencia social desarrollada, un pensamiento crítico que se haga notar en todos los aspectos sociales de nuestra realidad salvadoreña, entre otros.  Pero ¿qué podemos hacer para ser una sociedad pensante, crítica, más humanística, creativa y también para recuperar los valores que perdimos con los años?

La respuesta es simple: debemos leer, no solo los periódicos, ni solo obras que solo se leen a medias en la formación académica, sino libros que nos ayuden a ser más conscientes de nuestro alrededor, de las necesidades que tenemos como pueblo salvadoreño y como país. Libros de nuestra historia pues el saber sobre ese tema se esta perdiendo en las nuevas generaciones con el pretexto de que “no hay que revivir el pasado”; también libros sobre política, que nos hablen sobre lo que verdaderamente significa esa ya muy prostituida palabra; libros narrativos, que aunque varios de estos son de genero de la “fantasía” hay muy buenos escritores que te crean conciencia forestal, social, política, humanística y muchas más en dichos libros.

Sería una excusa el decir que no tenemos tiempo o que porque nuestra vida es muy ajetreada no podemos tomarnos unos momentos para leer, fuese como poner un bloqueo a nuestro desarrollo, como si nosotros mismos no quisiéramos dejar nuestro estado de “pasividad” para hacer algo por cambiar nuestra susodicha realidad.

El hecho es que tenemos que buscar soluciones creativas a estas pequeñas dificultades, que si no tengo libros que leer, que me aburre rápido, que mejor hago otras cosas, a estas palabras que sé que en algún momento se les han cruzado por la mente les diré: Un pueblo que en sus manos tiene la posibilidad de emanciparse y no lo hace es un pueblo vencido.

Yo les ofrezco unas propuestas que sirven de mucho, ¿Las horas que vamos en el bus colectivo sentados? ¿Los momentos antes de dormir? Son buenos momentos para tomar un libro y comenzar a leerlo, con que se invierta 25 minutos en la lectura de un libro diariamente todo (lo aseguro) sería diferente en menos de 2 años, puesto que seríamos una sociedad más educada y también más informada, sabríamos tomar decisiones no por impulso su no por conocimiento, en pocas palabras no nos darían “atol con el dedo” porque de alguna u otra manera seríamos personas pensantes.

Imagíneselo,  piensa que estaríamos igual, yo creo que no, al fin y al cabo, usted ¿qué podría perder? absolutamente nada y ¿qué podría ganar? Yo pienso, creo y aseguro que muchas cosas, no solo en lo colectivo como sociedad si no individualmente, piense que sería una persona mucho más competente, auto analítico y competente.

Claro cabe destacar que leer no hará los cambios por si solo, usted puede leer toda su vida pero si lo que lee no lo lleva a la practica es como estar llevando de frutos una canasta con hoyos, si esta dispuesto a tomar el reto, inténtelo; como lo dije antes, lo único que perdería es la venda que nos tiene segados. 

¿Quieres formar parte de los colaboradores de MedioLleno? Envía tus columnas entre 500-650 palabras a info@mediolleno.com.sv

26 Mar 2017
Centroamérica produce mucha comida, pero siempre se muere de hambre
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Centroamérica produce mucha comida, pero siempre se muere de hambre

26 Mar 2017
¿Qué significa en realidad ser anti sistema?
Colaboradores | Por: Melvin Mejía

¿Qué significa en realidad ser anti sistema?

25 Mar 2017
El poder de permanecer
Colaboradores | Por: Benjamin Marcía

El poder de permanecer

25 Mar 2017
¿Será El Salvador el próximo fracaso de la izquierda en América Latina?
Colaboradores | Por: Cristian Clavel

¿Será El Salvador el próximo fracaso de la izquierda en América Latina?