Colaboradores

25 Jun 2017
Colaboradores | Por: Mario Recinos

¿”Trolls” ya en campaña electoral?

Nos acercamos a una nueva campaña electoral y se hace completamente indispensable entender que esta vez será diferente, desde ya se percibe un ambiente hostil, donde lo que predomina es quién ataca primero y quién responde mejor. En medio de esta batalla por el poder aparecen en escena las nuevas formas de hacer política, y es que cada día aparecen nuevos pseudo periódicos digitales e “influencers” que “enarbolan” la voz del pueblo y la justicia social. Esto no es otra cosa que la ocupación de los denominados “trolls”, por parte de los políticos que desde el anonimato atacan a sus adversarios.

Los actores políticos, a lo largo de la historia, se han preocupado por generar propagandas que beneficien su imagen, e incluso otras que dañen la moral y acciones del opositor. Las distribuciones de estas propagandas deben ser ágiles, eficaces y flexibles. Es decir, las campañas deben llegar al público antes que las del adversario.

Por ello, su tiempo de lanzamiento debe ser óptimo y se recomienda ser repetida hasta que sea aprendida, más se puede interrumpir cuando se vuelva aburrida o deje de impresionar. Esto ya fue establecido, desde hace mucho, por Joseph Goebbels, padre de la propaganda nazi.

Las redes sociales han marcado un antes y un después, esto es porque desde su aparición se han caracterizado por generar, distribuir y popularizar información breve y poco compleja entre millones de personas. La opinión pública, gracias a esto, ha adquirido mayor fuerza para incidir en los asuntos políticos y que estos sean más interrogados.

Así, con la influencia de Twitter, Facebook y otras plataformas digitales es posible desarrollar campañas ágiles, eficaces y flexibles. Esto es lo que los políticos aprovechan lanzando “campañas amañadas”, donde usan “trolls” y obtener su objetivo de forma indirecta.

Sabiendo que, por campaña amañada se entiende todo aquel material cuyo emisor queda anónimo ante la audiencia. Se hace uso de ella cuando se quiere dañar con mayor fuerza a través de chismes, rumores o mentiras. Mientras que el “troll” es un perfil falso, que publica mensajes provocadores, fuera de tema, irrelevantes, agresivos y los populariza en diferentes plataformas digitales. Estas cuentas creadas especialmente para propagar tendencias, posicionar temas o “ensuciar” la imagen de todo aquello que esté en contra del objetivo electoral o personal.

Los propósitos de estos mensajes son variados, mayormente se dedican a molestar, provocar, crear o alterar debates, publicar información falsa o bien encarar campañas difamatorias.

Cada vez que se acerca una campaña electoral se hace más notorio la presencia de los “trolls”, cada uno con su respectiva “argumentación” y esto se convierte en una verdadera “guerra” de publicaciones que invade las redes. Y es en medio de todo esto que el electorado real debe de razonar su voto.

Algo es seguro, los que votamos somos los ciudadanos no los “trolls”. Ojalá y los políticos que ocupan este tipo de métodos oscuros, no caigan en su propia trampa creyendo que toda esa buena aceptación en las redes sociales se transformará en una victoria contundente, porque todo aquello es una falacia. Cada candidato batalla esta guerra con su ejército de “trolls”, lo cierto es que tanto en la vida real, como en las redes, la política está jugando sucio.

17 Dic 2017
Los monopolios y la libre elección
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Los monopolios y la libre elección

16 Dic 2017
El Salvador para este 2018
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

El Salvador para este 2018

2 Dic 2017
¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?

26 Nov 2017
Vida = PASIÓN
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Vida = PASIÓN