Colaboradores

16 Ago 2013
Colaboradores | Por: Axel Guandique

Soñar para actuar

Todos tenemos sueños y anhelos que cumplir en nuestras vidas, y la mayoría soñamos con un El Salvador desarrollado, donde la seguridad, prosperidad y alto nivel de educación se note a flor de piel. Pero ¿cuántas personas hacen el esfuerzo porque eso se vuelva realidad? Son pocos los que realmente hacen un gran esfuerzo para alcanzar sus sueños.

Desde pequeños nos han enseñado a amar a nuestra patria. A cantar el himno nacional a todo pulmón cuando juega la Selecta. Así crece el salvadoreño, rodeado de gente simpática con ganas de trabajar, un pueblo con valores pero lastimosamente manchado por violencia, pandillas, corrupción, etc.

La mayoría de la población vive quejándose del nefasto desarrollo y la mediocridad de autoridades. Pero a veces unos pocos en el poder son los que verdaderamente se esfuerzan por sacar al país adelante. El Salvador es un país con las capacidades necesarias para lograr el desarrollo.

Necesitamos deshacernos de los que impiden el desarrollo, de esos que se aprovechan de la población, de esos que manchan sus manos de sangre y hacen sufrir a los salvadoreños. Debemos dar paso a las personas con ganas de trabajar, con los valores necesarios y adecuados, y con la intelectualidad suficiente para tomar las riendas de nuestra amada patria.

Hemos atravesado tiempos difíciles, eso es parte de la vida y del desarrollo, como dicen “no hay mal que dure mil años”. Nosotros los salvadoreños no nos dejamos vencer, pudimos perder 10-1 contra Hungría en el mundial de 1982 pero el salvadoreño siempre se pone la Azul y espera con ansias poder clasificar a uno de los próximos mundiales. Como salvadoreños no nos quedamos estancados en el tiempo ya que hemos superado la guerra civil, los salvadoreños nos levantamos para seguir luchando.

No hay tiempo que perder, ni esfuerzo que menospreciar. Uno de los principales obstáculos a enfrentar somos nosotros mismos, el miedo que nos da no alcanzar el objetivo, pero déjenme decirles que no hay nada que perder ya que sin esfuerzo no hay recompensa. Lo único que podemos lograr con nuestro tiempo y esfuerzo es un mejor El Salvador.

No hay ningún pero, señores. No hay excusa alguna para decir que El Salvador no puede alcanzar el desarrollo; todo en esta vida tiene una solución, y el caso de nuestra amada nación no es la excepción. El mundo ha sido testigo de cómo países aún más pequeños y con una geografía menos favorable, han logrado salir adelante y ahora son potencias mundiales.

Toda la población debe de ayudar, todos debemos tomarnos de la mano y aportar nuestro grano de arena. Por más mínimo, sencillo e irónico que parezca pero hasta botar la basura en su lugar demuestra el nivel de educación de una población; si cumpliéramos con esto, imagínense el turismo que generaría nuestra patria con los hermosos lugares que se pueden visitar.

Como lo dijo Walt Disney: “Si lo puedes soñar, lo puedes lograr”. No podemos quedarnos con los brazos cruzados esperando a que alguien más cargue con el peso de sacar al país adelante. Colaboremos, actuemos y hagamos realidad el sueño de hacer de nuestro querido El Salvador un país desarrollado.

*Colaborador de MedioLleno

28 May 2017
Estas son las turbas pagadas por los tiranos
Colaboradores | Por: Juan Carlos Rivas

Estas son las turbas pagadas por los tiranos

28 May 2017
Cuando la educación es mercancía
Colaboradores | Por: Ricardo Corado

Cuando la educación es mercancía

27 May 2017
Unidos somos azules
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Unidos somos azules

27 May 2017
Desde El Salvador: carta a Leopoldo López
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Desde El Salvador: carta a Leopoldo López