Colaboradores

6 May 2017
Colaboradores | Por: Stanley Arévalo

Sociedad de doble moral

 

En una época en donde las redes sociales dominan en su mayoría la comunicación en todo el mundo y la información puede viajar en segundos de un continente a otro, sería absurdo ocultar hechos que ocurren o, para el caso, están ocurriendo. Ahora cualquier persona puede acceder desde su móvil y enterarse, a través de una transmisión en directo, en pocas palabras “la información no está oculta al público y es muy difícil tratar de ocultarla”.

Gracias a esto, todos sufrimos cuando otro país que nunca hemos visitado también sufre y en su minúsculo caso compartimos imágenes y videos con su respectivo comentario personal de indignación hacia el mundo. Porque, en esta utopía moderna “todos somos genios y todos podemos opinar” aún de lo que no sabemos y nunca hemos escuchado, ¿para quedar bien con nuestros seguidores, amigos o público en general? ¿Para qué hablar, escribir o comentar algo que no sabes?

Lastimosamente no tengo las respuestas a estas preguntas y dudo que alguien en el mundo las tenga, aunque esta persona sea el mejor analista social o psicólogo de la Tierra, no podría responder. Y esto porque aún esa persona está sumergido en esta realidad. Sin embargo, no me quiero enfocar en eso, ya que esto no es un proyecto de graduación titulado “Las redes sociales y su impacto en la sociedad”.

Quiero que pienses sobre los hechos que ocurren en Siria, piensa en lo que ocurrió en Francia el año pasado, si no te acuerdas, buscá en internet. No vayamos muy lejos, piensa en lo que ocurrió en nuestro país con un muy querido hipopótamo ¿verdad que toda la gente se indignó? ¿Verdad que todos éramos “Gustavito”? Se hicieron artículos, reportajes y acusaciones por la muerte de un hipopótamo ¿es en serio?

Sí, si está bien, el animalito fue asesinado y pobrecito no lo cuidaron, y salieron los defensores de animales y todo el asunto que se armó. Ahora ya podemos analizar su muerte y la de los animales que le siguieron con mente fría. A todos nos movieron el corazón fabricando imágenes, donde ponían al animalito con alas y llegando al cielo con frases como “si yo no les hice nada” muchos lo compartieron y se indignaron con el hecho.

Eso sí, cuando eran niños no dejaban de ir con su familia al zoológico y ver a los animales encerrados, fueron con sus amigos e hicieron excursiones de parte de las instituciones. En ese entonces, ellos lloraban su encierro y extrañaban su hábitat natural, pero ahí no compartieron imágenes con frases como “extraño mi hogar” ¿verdad que no? Así que sociedad, no sean de doble moral. Que no les gane la inteligencia sobre lo que está de moda en las redes.

Por otro lado, te indignas por lo que sucede en Siria, o en otros países con problemas serios, pero no te indignás cuando vas sentado y no compartís tu asiento con una persona mayor de edad; cuando botás la basura en la calle; cuando te gastás el dinero de la mensualidad en placeres tuyos o cuando ves que los niños se quedaron sin padre por la delincuencia. No escribo en general, pero luego están los oportunistas que al suceder algo que involucre a las grandes naciones lo comparten sin demora; de los muchachos hambrientos en India ¿qué decimos? De la situación en Venezuela ¿qué decimos? De las personas que murieron en Egipto ¿qué decimos? De los ataques en la Franja de Gaza, Afganistán, Irán e Irak ¿qué decimos? ¿O no era momento de compartir imágenes?

Ves cómo nos mueven las redes sociales, no compartimos lo que nos sorprende, compartimos lo que está de moda y lo que le sorprende a otros. Terminamos compartiendo lo que más se habla en el mundo así esto sea una tontería.

No te digo que está mal, para nada. Al fin y al cabo, yo también estaría siendo hipócrita si te señalo, pero sí, suplico un comportamiento equitativo con el mundo. Por ejemplo, Corea del Norte nunca ha atacado una nación desde 1950 y Estados Unidos ¿cuántas naciones ha atacado desde 1950? Te sorprenderá la respuesta, ¿quién es la amenaza en realidad?

Pero es mi opinión, de todas formas, en esto de la globalización todos somos genios y todos podemos opinar. Al final, si no me dejas opinar, matas la libertad de expresión ¿o no?

18 Nov 2018
PAES?¿Qué hay detrás de los resultados de la PAES?
Colaboradores | Por: Walter Iraheta

PAES?¿Qué hay detrás de los resultados de la PAES?

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI