Colaboradores

11 Mar 2017
Colaboradores | Por: José Sánchez

Señores funcionarios: más eficacia, menos palabras

El domingo antepasado se dio a conocer el fallecimiento de” Gustavito”, el único hipopótamo del Zoológico Nacional; al principio, se dijo que su muerte fue ocasionada a manos de vándalos sin ningún tipo de escrúpulos y razón humana. Sin embargo, esta declaración fue solamente la forma en que iniciaron las múltiples versiones sobre el caso Gustavito.

Primero, analicemos la forma de vida de los hipopótamos, ya que, según registros de National Geographic, es un animal de instinto salvaje y es el quinto que causa más muertes en el África. A pesar que Gustavito había nacido en cautiverio, su naturaleza nos indica que resguardaba su espacio celosamente, comportamiento normal en esta clase de animales.

Esta breve reseña nos abre el panorama que, con respecto a la primera versión, ¿cómo es posible que personas entren al zoológico y que ataquen al animal, sin que los custodios se den cuenta? Otra de las dudas que surgen es ¿cómo es que un animal, de casi dos toneladas, no emitió algún sonido que alertara a las autoridades? Juzgá la poca eficacia y valoración que se le da a este recinto, ese que sirve como centro de aprendizaje y recreación para los salvadoreños.

La muerte de Gustavito no solo causo indignación en los salvadoreños, sino que también destapó las muchas negligencias que se cometen por las instituciones responsables al cuidado de los animales en cautiverio. Según Secultura, la Fiscalía determinó que Gustavito estaba enfermo desde el 10 de febrero y aunque dicen haberle dado atención médica, luego se supo que estaba “tapado del estómago”. Más adelante, esta división de la Presidencia detalló que Gustavito tenía laceraciones en su cuerpo, pero que estas no le provocaron la muerte.

Por otra parte, el Ministerio de Medio Ambiente afirmó que lloraba ante la muerte del animal, pero que el Gobierno estaba siendo responsable del caso. Ahora, preguntémonos si el Gobierno y las instituciones que velan por el cuidado del zoológico son responsables ¿por qué hasta hoy, después de la muerte de uno tras otro de sus inquilinos? Queda recalcar que, nuestro zoológico tiene unas condiciones terriblemente precarias para los animales ¿esto es responsabilidad? Juzgá vos.

Ante este caso hay más preguntas que respuestas. Solo queda esperar que ya no hayan más muertes de animales por el descuido de las autoridades; así como, que las condiciones del Zoológico Nacional puedan mejorar lo más pronto posible. Lo ideal sería tener un centro de recreación en excelentes condiciones apto para todos.

“La necropsia realizada a Gustavito indicaba que había fallecido por un paro respiratorio provocado por una hemorragia pulmonar”, determinó la Fiscalía.

¿Será que Secultura no ha leído el comunicado que se dio a conocer la FGR? ¿Siguen pensando que a los salvadoreños se les puede dar atole con el dedo? Señores funcionarios: más eficacia, menos palabras.

Atte. El pueblo salvadoreño.

 

9 Feb 2019
Fin de la cuenta regresiva electoral
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

Fin de la cuenta regresiva electoral

3 Feb 2019
Escuela utópica o una misión
Colaboradores | Por: Gustavo Araniva

Escuela utópica o una misión

3 Feb 2019
Despidiendo el mes con motivación
Colaboradores | Por: John Guzmán

Despidiendo el mes con motivación

2 Feb 2019
No tan silencio y ciudadanía poderosa
Colaboradores | Por: Moises Castellanos

No tan silencio y ciudadanía poderosa