Colaboradores

25 Abr 2015
Colaboradores | Por: José Eduardo Fernández

Señores diputados salientes, les tenemos una propuesta

 

Diputados, ahora que regresan a la esfera civil o asumen otros cargos dentro del sector público, marquen la pauta a una Asamblea Legislativa consciente de la realidad nacional y con acciones coherentes con la situación de exclusión y precariedad en la que miles de salvadoreños viven hoy.

Sabemos que este 30 de abril termina su período de tres años de servicio público a nuestro país y que, con sus aciertos y desaciertos, trataron de dar lo mejor de ustedes en la toma de decisiones claves sobre el rumbo del país. Entendemos que como en cualquier trabajo, y a pesar de que se consagraron explícitamente al servicio de la gente, es necesario que las personas puedan percibir un salario para sobrellevar los gastos de manutención propia y de sus familias.

A veces, si se trabaja en el sector de servicios, no se accedió a la educación formal o si se hizo y se está comenzando, mensualmente se gana mínimo 251.70 dólares. Otras, si se está empleado en el sector agrícola y se trabaja bajo el sol en una jornada de ocho horas, en la zona rural, se gana mínimo 118.20 dólares. En ocasiones, si se es elegido por los salvadoreños que salieron a votar para representarlos y se desempeña una diputación, se gana mínimo 4 mil 25.72 dólares.

La diferencia es marcada, casi de 16 a 1, entre su salario y el de una gran parte de la población. Preocupa esta remuneración cuando la realidad es que el 29.6 por ciento de los hogares (según la Digestyc en el 2013) se encuentran en situación de pobreza medida por ingresos. Perturba, incluso más, cuando se sabe que anualmente se entregan dos bonos equivalentes a un salario completo cada uno, a mediados y al final del período. Ahora que al terminar su gestión han decidido adelantar la entrega del 66.66 por ciento de su bono de medio año, los invitamos a que sean fieles a la vocación de servicio que los llevó al puesto que desempeñaron y hagan una inversión con ese ingreso extra. Los invitamos a que inviertan en las personas y entreguen los fondos a alguna causa social. No porque creamos que los 84 mil 211.39 que suman los bonos de los 29 diputados salientes, van a acabar con los problemas del país, sino para sentar un precedente de coherencia con la realidad nacional para los que se quedan y los nuevos que entran al ruedo.

Como voluntarios, es doloroso ir a comunidades en situación de pobreza y ver de primera mano las dificultades a las que familias enteras se tienen que enfrentar para sobrevivir. Sin embargo, nos motiva muchísimo escuchar a pobladores que tienen todas las ganas de salir adelante y están en la búsqueda de  oportunidades que muchas veces depende de una inversión financiera. Para poner en contexto, con 84 mil dólares se podrían dar acompañamiento escolar y estimulación temprana a más de 380 niños y niñas en 12 comunidades, o 40 familias podrían mejorar su condición de precariedad habitacional con una vivienda progresiva, o 120 familias podrían acceder al agua potable, o seis espacios deportivos podrían ser construidos con su respectivo programa de inclusión juvenil; en fin, las posibilidades son varias.

Al asumir su rol, juraron guiar sus acciones y decisiones de acuerdo a la Constitución. Cuando en ella se establece que la persona humana es el origen y fin de la actividad del Estado no hacen sentido esta clase de excesos. La invitación queda hecha a que ahora que regresan a la esfera civil o asumen otros cargos dentro del sector público, marquen la pauta a una Asamblea Legislativa consciente de la realidad nacional y con acciones coherentes con la situación de exclusión y precariedad en la que miles de salvadoreños viven hoy.

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI

20 Oct 2018
Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?