Colaboradores

12 Jul 2015
Colaboradores | Por: Kevin Sánchez

¿Seguridad? ¿Hasta cuándo?

No se puede combatir la inseguridad si no se tienen los recursos necesarios, ni tampoco sin las condiciones dignas y justas para que los agentes puedan hacer si trabajo de una manera más eficiente.

El tiempo pasa y mientras seguimos oyendo de parte de las autoridades planes para combatir la delincuencia, la realidad es que la población y hasta los mismos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) seguimos siendo las víctimas de la inseguridad que vivimos estos días. La inseguridad está llegando cada día a límites que no habíamos alcanzado, o mejor dicho a límites que solo en tiempos de la guerra civil se podían haber visto.

La realidad actual parece ser muy distinta a la que aparentemente ven las autoridades de nuestro gobierno central. Mientras, por un lado, el presidente Sánchez Cerén y el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, repiten día con día de que la situación no es tan crítica como los medios de comunicación anuncian, lo cierto es que a diario vemos estadísticas en las cuales nos damos cuenta de que de 14 muertos diarios que teníamos antes de marzo de 2012 (cuando inicio la famosa “tregua” entre pandillas) hemos pasados a tener días violentos en los que han habido hasta más de 30 muertos, causados por la delincuencia y el accionar de las maras.

Otro punto que me parece importante mencionar es que en estas cifras que maneja el gobierno sobre las personas asesinadas como consecuencia de la inseguridad planteaban que la mayoría de estas personas eran pandilleros y que la población civil no tenía tanta incidencia en estas muertes. Esto fue desmentido días después por varios periódicos a través de investigaciones en las cuales se llegaba a la conclusión de que el mayor número de personas asesinadas a causa de la inseguridad eran personas que nada tenían que ver con las pandillas o delincuencia común.

Por otro lado, las personas que están luchando por tratar día a día de capturar a los culpables de que vivamos en un clima de inseguridad tan alto, son ahora de las principales víctimas de las pandillas. ¿Cómo vamos a poder contener la criminalidad si la policía no puede responder más eficientemente al accionar de las pandillas? ¿Cómo podemos contener la criminalidad si no se protege a los agentes de la PNC para que no sigan siendo un blanco fácil de los mareros? Estas preguntas son las que el gobierno central debería plantearse para darle un giro radical al combate al crimen.

No se puede combatir la inseguridad si no se tienen los recursos necesarios, ni tampoco sin las condiciones dignas y justas para que los agentes puedan hacer si trabajo de una manera más eficiente.

Criminalidad siempre habrá, no existe ningún país en el mundo en el cual no se dé ningún caso de violencia por más insignificante o inofensivo que sea ese caso para la sociedad en general. Pero de algo podemos estar seguros: por lo menos se pueden controlar y rebajar a niveles más insignificantes para una mejor calidad de vida para la sociedad en general.

En nuestro país estamos llegando lastimosamente a límites intolerables de inseguridad y mientras el gobierno siga “combatiéndola” de la misma manera seguiremos viendo las mismas noticias a diario y nos plantearemos la siguiente pregunta: ¿seguridad?, ¿hasta cuándo?

1 Dic 2018
Consejos saludables para jóvenes optimistas
Colaboradores | Por: John Guzmán

Consejos saludables para jóvenes optimistas

25 Nov 2018
Desde la venta del quinto piso
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

Desde la venta del quinto piso

25 Nov 2018
El deporte y su influencia en la salud
Colaboradores | Por: Paula Magaña

El deporte y su influencia en la salud

24 Nov 2018
Feminicidios en El Salvador, un reflejo de una sociedad violenta
Colaboradores | Por: William Rebollo

Feminicidios en El Salvador, un reflejo de una sociedad violenta