Colaboradores

30 May 2015
Colaboradores | Por: Josaphat Ramírez

Romero y el Movimiento Estudiantil Chileno

Este sábado 23 de mayo se realizó la beatificación de Monseñor Romero en San Salvador, un evento que en particular me da una alegría. Sin ser parte de la Iglesia Católica Romana, reconozco el simbolismo que trae consigo un acto de alto reconocimiento a una figura identificada con las luchas populares en América Latina. Un sacerdote comprometido con la lucha de su pueblo, el cual fue asesinado en plena homilía. Su testimonio como sus palabras parece ser aún imborrables en la memoria colectiva de toda Latinoamérica, y hoy más aún, en cada estudiante chileno, tras los últimos sucesos que nos han bañado de pena, dolor y rabia.

Hace una semana sufríamos la perdida de dos compañeros asesinados en Valparaíso, Ezequiel y Diego. Sólo pasaron días cuando recibíamos la noticia de Rodrigo Avilés, quien fuera abatido por la acción de fuerzas especiales de carabineros, dejándolo en un delicado estado en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso. Estos casos se suman a una larga lista de estudiantes lastimados en manifestaciones por demandas en el ámbito de la educación, sin embargo, no sólo los estudiantes han sido víctimas de la violencia del Estado chileno, el caso mapuche, Freirina, Aysén, son otros de muchos casos más que no se pueden aislar a la hora de revisar el orden funcional del ejercicio de la violencia, la des-valorización de la vida y la indolencia a las luchas populares.

En nuestra sociedad se ha ido internalizando un imaginario desastroso para la convivencia humana. En esta sociedad se nos enseña a ganar dinero y contribuir para el “progreso”, del cual no hemos sido parte de su definición. De repente hemos llegado a la adultez para “producir” y darle continuidad a un sistema que no te permite ponerlo en duda, porque el castigo simbólico y material, es inmediato. Nos obligan a mirar al otro como nuestro enemigo, nuestro rival, y nos hacen correr en la vida como una gran competencia, en donde si te quedas, te mueres y no hay quien te salve. El hecho que se le dispare a dos jóvenes por una “posible” amenaza otorga garantías para quien pretenda “asegurar” su bienestar sea validado socialmente; pareciera que cualquier persona pudiera poner en su lugar a los jóvenes que no se adecuan al orden del sistema.

Hoy, Romero va de camino a ser Santo para la Iglesia Católica y América Latina sigue llorando por las inequidades, sigue siendo abusada por el poder, castigada por la “oligarquía”, asesinada por sus militares. A propósito de la beatificación de Óscar Romero, asesinado hace 35 años por escuadrones de la muerte de ultraderecha, y la pena que nos embarga en Chile por la represión de nuestra sociedad, es necesario rescatar las palabras de quien resucitó en el pueblo latinoamericano.

“Yo quisiera hacer un llamamiento de manera especial a los hombres del ejército, y en concreto a las bases de la Guardia Nacional, de la Policía, de los cuarteles: Hermanos son de nuestro mismo pueblo, matan a sus mismos hermanos campesinos. Y ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice “¡No matar!”. Ningún soldado está obligado a obedecer una orden en contra la ley de Dios. Una ley inmoral nadie tiene que cumplirla. Ya es tiempo de que recuperen su conciencia y obedezcan antes a su conciencia que a la orden del pecado. La iglesia defensora de los derechos de Dios, de la dignidad humana, de la persona, no puede quedarse callada ante tanta abominación. Queremos que el gobierno tome en serio que de nada sirven las reformas, si van teñidas de tanta sangre.

“En nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, ¡cese la represión!”, Monseñor Romero en la homilía del 23 de marzo de 1980.

 

En memoria de Ezequiel y Diego.

 

 

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI

20 Oct 2018
Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?