Colaboradores

15 Dic 2013
Colaboradores | Por: Rafael Zamora

Reflexión ante momentos decisivos

El  Salvador está por vivir  los que muchos  piensan  que son momentos decisivos, no solo debido al  lento o casi nulo crecimiento económico, los polémicos  casos CEL-ENEL o las treguas entre pandillas, sino además se vienen las elecciones presidenciales  en nuestro querido país, fracturado por la impunidad, por la inseguridad en la que viven más de  5 millones de habitantes, sin distinción.

Es una triste realidad, pero al final una realidad. Se vienen nuevamente las elecciones, las propuestas y, la pelea por el voto por bandera: roja, tricolor o por una unidad que es un licuado de partidos políticos e ideologías  que lo llevan a ser una coalición  con el nombre de movimiento.

Más de algún salvadoreño se ha preguntado en una parada de buses, en el calor y el abucheo de las señoras vendedoras del centro: ¿Qué de bueno nos traen  las elecciones o sus candidatos?

El candidato del partido de la bandera roja ofrece un niño una computadora; si no se puede dar paquetes escolares a tiempo, cuando hay niños  que reciben clases en suelos de tierra, no se podrá  dar una computadora por cada niño que estudia en este país.

Por otra parte, el candidato del partido de la bandera de tres colores regala escobas para hacer  limpieza en nuestros hogares y propone no vivir en casa presidencial, desaparecer la tan conocida caravana presidencial, más conocida  en redes sociales como la “la caravana de la muerte” o algunas de las promesas que se cumplirán en 100 días como las cuales incluyen ampliar los créditos a pequeños empresarios, o meter a todos los delincuentes en cárceles de máxima seguridad.  Cuando no se tiene presupuesto ni para abastecer  los hospitales nacionales,  no se podrá realizar estas promesas; mucho menos en un plan de 100 días.

Y además, el candidato  de Unidad ya gobernó un quinquenio, durante el cual hizo cosas  buenas  y malas;  ahora nos ofrece darle a nuestros hijos el futuro del país  guarderías o becas para aprender inglés y obtener un empleo y que el estado pague los primeros seis meses de sueldo de los jóvenes en su primer empleo.

Cuando el país solo en este año 2013 tendrá un crecimiento económico del  1.7%  y cuando una gran parte del presupuesto de la nación servirá  para pagar deudas obtenidas en la administración actual. ¿Cómo se financiarán estas casas ternuras o las becas?

En fin hay que aceptar que todo presidente ha hecho- cosas buenas y malas, no solo en los 20 años pasados si no en la historia de nuestro país.

Como conclusión, los invito a que en las próximas elecciones  pensemos bien a quién vamos a elegir  como nuestro mandatario y quien llevará las riendas de país en los siguientes 5 años. Porque no habrá vuelta atrás solo hay una oportunidad para elegir y como recomendación les digo: elijamos bien a la persona que nos representará como nación; ya  no es momento de votar por pasiones políticas ni por lo que nuestros padres no inculcaron esa ideología  o fanatismo político desde pequeños. Es tiempo de elegir por el candidato que tenga las propuestas más posibles de cumplir, no propuestas fantasiosas que en   lo único que culminarán es en propuestas de campaña, para que este país  salga al fin del estancamiento económico con el que se vive en el diario vivir y seamos una nación con seguridad y prosperidad.

*Colaborador de MedioLleno

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar

15 Jul 2017
No queremos gobiernos “ninis”
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

No queremos gobiernos “ninis”

15 Jul 2017
¿Lorena Peña desinforma a sus seguidores?
Colaboradores | Por: Luis Quintanilla

¿Lorena Peña desinforma a sus seguidores?