Colaboradores

3 Jun 2017
Colaboradores | Por: Federico Umaña

¿Quién vale más?

Un tema que representa, sin duda alguna, un punto importante a tratar dentro de la agenda política del país es el aborto. Y es que frecuentemente se habla de la posibilidad de legalizarlo y adoptarlo dentro de la legislación nacional, lo cual debo decir aparte de considerarlo un acto que atenta directamente contra los derechos humanos -los cuales ya son lo suficientemente vulnerados en nuestro país- sería algo muy difícil de lograr por todo el proceso que esto conllevaría.

Es importante decir que el aborto está muy politizado en nuestro país, se ha vuelto un tema tabú, del cual las fracciones políticas desean sacar ventaja. Dicho esto, es necesario aclarar que para adoptar el aborto dentro de un marco legal interno deben de concurrir varias circunstancias. La Constitución de la República reconoce la vida humana desde el momento de su concepción, por lo que para dar la legalidad al aborto tendría que reformarse nuestra Constitución y para ello, se necesitarían de dos períodos de Asamblea Legislativa para aprobarlo.

Ahora bien, hay una parte de la población que está de acuerdo con que el aborto se legalice en nuestro país, ya que, según ellos, vulnera el derecho a la libertad de decisión que tienen las personas; pero, ¿vale más el derecho a la libertad de decisión de una persona, que el derecho de la vida del no nacido? Pues está claro que es un tema del cual pueden surgir muchas opiniones, sin embargo, hay que tener en cuenta que universalmente el derecho más importante de los seres humanos es el derecho a la vida. Sin este no existieran los demás.

También es importante manifestar que dicha problemática del aborto no se estuviera ventilando de la forma en la que actualmente se está haciendo, si el Estado ayudara más a concientizar a las personas sobre los métodos anticonceptivos. Y es que el problema, en sí, radica en lo poco que el Gobierno trabaja por el nivel educativo y de cultura que ayude a dar una solución a dicha problemática desde su raíz, y no transformarlo en una apuesta política de conveniencia, como método de aprovechamiento para llegar o seguir en el poder.

Por otro lado, el aborto se vuelve mucho más complejo en los casos donde clínicamente la madre tiene riesgo de sufrir complicaciones durante su embarazo, o hasta en el momento de parto. Incluso, en determinados casos llegar a poner en peligro hasta su vida. En dichas circunstancias, considero que habría que valorar individualmente cada caso y determinar si es procedente, o no; ya que, no solo se pondría en disputa el derecho que tiene, o no, a la vida el no nacido, sino el de la madre.

El aborto debe verse como una medida extrema y debe ser la excepción, y siempre valorar si hay, o no, soluciones alternativas que se puedan dar; por ejemplo, cuando una mujer tiene a su hijo por medio de cesárea, y que a los cuatro meses posterior a eso quede embarazada de nuevo, pues en esos casos el cuerpo de la madre no está completamente recuperado de la cirugía y puede poner en riesgo su vida.

Toda vida humana es importante, siempre habrá casos en los que habrá que tomarse una decisión, dependiendo de cada caso en particular. Pero, dichos casos se deben de dar porque no hay otra opción viable, ya que lo humanamente correcto es respetar el derecho que cada persona tiene de vivir.

0
1 Dic 2018
Consejos saludables para jóvenes optimistas
Colaboradores | Por: John Guzmán

Consejos saludables para jóvenes optimistas

25 Nov 2018
Desde la venta del quinto piso
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

Desde la venta del quinto piso

25 Nov 2018
El deporte y su influencia en la salud
Colaboradores | Por: Paula Magaña

El deporte y su influencia en la salud

24 Nov 2018
Feminicidios en El Salvador, un reflejo de una sociedad violenta
Colaboradores | Por: William Rebollo

Feminicidios en El Salvador, un reflejo de una sociedad violenta