Colaboradores

14 Sep 2013
Colaboradores | Por: Jordán Martínez

Préstamos para Emprendedores, la semilla de progreso

La creatividad humana no tiene límites, ideas revolucionarias cambian al mundo todos los días. Hay un pequeño grupo de personas que no se conforma con la cotidianidad, que busca más y sueña en grande; hay gente que lucha contra la corriente y sostiene su bandera y su fe ante cualquier adversidad. Estos idealistas empedernidos son los emprendedores, que creen en su visión y se atreven a construir una organización que dará empleo a muchos y generará riqueza de la nada.

Como sabemos, la empresa privada es el motor de la economía y del progreso; este ambiente único de libertad genera el clima propicio para que los individuos consuman y las empresas vendan; el emprendedor busca la oportunidad para montarse en esta ola.

Los hermanos Wright con el primer avión, Bill Gates con la PC y Larry Page con Google nos muestran cómo una idea simple pero con mucho esfuerzo, creatividad y financiamiento mejoran la calidad de vida de toda la humanidad.

En un país donde el gobierno no interviene en la economía pero garantiza el Estado de Derecho, la creatividad surge gracias a esta libertad y así, las personas son capaces de explotar su potencial, así nace un emprendedor.

El financiamiento para llevar a cabo pequeños o grandes proyectos es vital para el emprendedor, obligatoriamente es el inicio del camino, el emprendedor se debe ganar la confianza de los prestatarios mediante firmas solidarias, garantías hipotecarias, garantías prendarias, etc. Pero más importante que esto es el Plan de Negocios, en el que la idea se plantea en el mundo real.

En El Salvador, existen pocas opciones de financiamiento para emprendedores, actualmente solo el programa FOMILENIO y el BMI a través de Bandesal otorgan fondos a pequeños emprendedores. La banca privada y la estatal no poseen líneas de crédito o productos diseñados para personas que deseen iniciar un negocio, debido al alto riesgo que representa financiar el inicio de una empresa y en un entorno tan hostil como el que vive El Salvador en la actualidad.

Cualquier persona podría reclamar al gobierno su falta de apoyo a los emprendedores, pero si el Estado comienza a ofrecer préstamos a todos los emprendedores artificialmente (no siguiendo las leyes del mercado), pronto se terminara el dinero y la mora será insostenible. No todos los emprendedores logran establecer su empresa y crecer.

El papel del gobierno es garantizar el Estado de Derecho y la estabilidad, reducir impuestos a las PYMES y minimizar la burocracia; de tal forma que se eliminen barreras al comercio y a la entrada de nuevos competidores. Así, gradualmente el riesgo de prestar dinero a nuevos emprendedores irá disminuyendo conforme los bancos e inversionistas perciban la solidez y crecimiento sostenido de la economía.

Un salvadoreño con una gran idea y con el financiamiento oportuno puede crecer y generar 10 empleos directos, esas 10 personas pagarán impuestos, consumirán y contribuirán al crecimiento general de la economía.

Era el año 1880, New Jersey, Estados Unidos. Thomas Alba Edison era un telegrafista joven, soñador, capaz y muy inteligente; tenía muchas ideas revolucionarias en su mente; él estaba seguro de poder concretarlas pero no tenía los recursos necesarios para invertir en ellas. Hasta que JP Morgan apareció para financiar los proyectos de Edison, partiendo de ideas que impactarían tanto, que marcaron el siglo XX. JP Morgan era uno de los tres más grandes empresarios de Estados Unidos y acostumbraba a invertir en grandes ideas de emprendedores de aquella época.

Alba Edison, con la ayuda de JP Morgan, creó la Edison Electric Co. con la cual inventaría la corriente directa y el bombillo eléctrico pocos años después. Gracias a la confianza y recursos de JP Morgan, Thomas Alba Edison pudo desarrollar sus impresionantes ideas y cambiar al mundo.  Este es el claro ejemplo de cómo un emprendedor con el financiamiento oportuno, junto a una gran idea y a un buen plan para desarrollarla, se convierte en un agente de cambio y progreso para su comunidad, para su país y en algunos casos para el mundo.

 

*Colaborador de MedioLleno

19 Mar 2017
¿Estamos viviendo o sobreviviendo?
Colaboradores | Por: Karen Rivas

¿Estamos viviendo o sobreviviendo?

19 Mar 2017
Un recordatorio social desde Guatemala
Colaboradores | Por: Diana Chavéz

Un recordatorio social desde Guatemala

18 Mar 2017
¿A quién le interesa que los niños tengan valores?
Colaboradores | Por: Nahúm Cruz

¿A quién le interesa que los niños tengan valores?

18 Mar 2017
Andamos descalzos, pero no nos dejamos patear los pies
Colaboradores | Por: Georgina Martínez

Andamos descalzos, pero no nos dejamos patear los pies