Colaboradores

9 Feb 2013
Colaboradores | Por: Verónica Ruiz

¿Por qué es importante la ciencia?

Sea este u otro Gobierno, hay ciertos temas que siempre estarán en la punta de la lengua de la población, y pareciera que año con año hacen resonancia volviéndose más populares y llamando más la atención mediática. Día a día escuchamos quejas sobre el presente y/o pasados gobiernos, quejas sobre los niveles de delincuencia, inseguridad, el precio del petróleo, etc.

 

Sin embargo, poco se habla del verdadero punto de apoyo que necesita la palanca que necesitamos para sacar adelante a nuestro país: me refiero a la educación, y no la educación entendida como simplemente aprender a leer y a multiplicar, sino el desarrollo de un sistema educativo que forme mentes analíticas, críticas, capaces de tener el coraje de dudar de las cosas que para muchos son obvias o pasan desapercibidas, mentes vivaces que propongan respuestas y soluciones pero sin jamás abandonar la pregunta.

 

Todo el mundo sabe qué hace un periodista, un abogado, un médico, etc, pero ¿Qué hace un científico? ¿Por qué es importante para una sociedad formar especialistas en ciencias? Solo miremos a nuestro alrededor, algo tan sencillo como una lámpara lleva implícito muchos años de desarrollo científico, desde conocimientos sobre electricidad, hasta termodinámica y física atómica, es todo un universo de conocimientos condensados en la lámpara que utilizamos para leer, ni se diga toda la ciencia detrás del monitor en que lee estas líneas.

 

Pero nuestro país necesita científicos no para que construyan lámparas o computadoras. Siendo un país con una alta actividad sísmica y volcánica no contamos con suficientes geofísicos y vulcanólogos; tenemos hospitales donde se aplican terapias de radiaciones para combatir el cáncer pero no tenemos suficientes físicos médicos para poder dar atención a los pacientes; necesitamos otras fuentes de energía pero tampoco contamos con suficientes especialistas en la materia; enseñamos ciencias en las escuelas y colegios pero no contamos con suficientes profesores especializados en la enseñanza de estas disciplinas.

 

Pero lo más importante, es tener ese pensamiento crítico el cual es fundamental en la ciencia: dudar de prácticamente todo, llevar las situaciones a casos limites y analizar las consecuencias de estos, interpolar a futuro las repercusiones que conlleva perturbar un sistema, ese tesón de seguir dudando, preguntándose, respondiendo y volviendo a preguntar es una característica necesaria para desarrollarse en las ciencias. Por supuesto que esto no significa que en otras disciplinas no exista gente con estas características claro que las hay, pero a veces no es necesario serlo, en ciencias es indispensable.

 

Una de las ideas más populares y erradas es que en ciencias se trabaja solo con números y fórmulas, que nos alejamos de la humanidad y queremos parametrizar todo y tratar de describirlo con una “simple” ecuación. Sin embargo, la mente de un científico no tiene filtros, se atreve a poner en tela de duda explicaciones sobre el comportamiento del universo propuestas por Newton, se atreve a contradecir postulados de Einstein. La ciencia ha tenido el coraje de ponerse de frente a grandes poderes y desafiar sus ideas milenarias, pese a la persecución que sufrió por cientos de años, hasta lograr tirar por la borda argumentos y explicaciones que solamente ponían una venda en los ojos de la humanidad sin dejarle ver la verdad; ha logrado romper cadenas que ahora le permiten al ser humano correr sin pausas tras el conocimiento.

 

¿Qué miedo habrá de tener a dudar del Estado, sus dirigentes  y sus decisiones?  ¿Qué miedo habrá de tener a exigir explicaciones razonables y seguir dudando hasta obtener una respuesta acorde a lo que se observa? ¿Qué miedo habrá de tener de exigir la información que se nos debe? exigirla, analizarla y volver a preguntar.

 

Necesitamos amantes del saber, jóvenes ávidos por explicaciones sobre el funcionamiento de nuestro sistema político, estructura social, modelo educativo y que esa misma pasión y amor por el saber nos lleve a la construcción de una sociedad de conocimiento que despunte en el desarrollo de nuestro país.

21 May 2017
Un minuto puede cambiarte la vida
Colaboradores | Por: Diana García

Un minuto puede cambiarte la vida

21 May 2017
Los padres de la Patria
Colaboradores | Por: Karen Rivas

Los padres de la Patria

20 May 2017
¿También te molesta?
Colaboradores | Por: Benjamin Marcía

¿También te molesta?

20 May 2017
La escuela de las pandillas
Colaboradores | Por: Diana Chavéz

La escuela de las pandillas