Colaboradores

28 Ene 2017
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Obesidad infantil y la comida en las escuelas

Éste es un tema en extremo delicado, puesto que la obesidad cómo tal no es visto cómo un problema por una gran mayoría de personas que ven con malos ojos que la obesidad sea perseguida, asumiendo que se hace con fines estéticos y no de salud. En los niños cobra una mayor relevancia, puesto que en las escuelas de San Salvador y demás municipios urbanizados, la desnutrición es un tema que se está olvidando y se está quedando únicamente para las zonas rurales. La obesidad, por su parte, es un problema que cada vez está avanzando más y más en la niñez, y adolescencia salvadoreña.

El tema se vuelve delicado, ya que los especialistas sugieren “loncheras saludables” no concuerdan con la realidad económica de la mayoría de salvadoreños y sus hijos. Hacen parece como si comer saludablemente fuera costoso. Estos, a simple vista, se alejan de la realidad de los salvadoreños, por lo que sugieren cambios o desean se elimine la comida chatarra de la escuelas. Entonces, se ve en las redes sociales el descontento de las personas que alegan que es una opción accesible y fácil para alimentar a sus hijos.

He ahí lo delicado del tema, ya que trata del poder adquisitivo y del tiempo por parte de los padres de estos niños. Cuando la mayoría de veces, la solución es darles un dólar a sus hijos para que desayunen en la escuela y se libran del problema; pero ¿qué hay en las cafeterías de las escuelas? Simple. Hay golosinas, bebidas carbonatadas y jugos artificiales llenos de azúcar. Un alimento alto en grasa y calorías que cuando se consume diariamente es la receta perfecta para niños obesos y, por consiguiente, adolescentes con sobrepeso que, a sus 20 años, o menos, ya padecen de hipertensión, diabetes o ambas en algunos casos. La edad mínima para padecer estas enfermedades en El Salvador cada vez es menor.

Analizándolo con cabeza fría, el tema económico es un problema que queda en segundo plano; puesto que, si se le da al niño un dólar cada día, esto alcanzaría de mejor manera si los padres se tomaran más tiempo de preparar estas “loncheras saludables”.

Ejemplos simples cómo un pan con huevo o frijoles que es lo más común, para la mayoría de salvadoreños podría sonar simplista, y muchos dirán que eso no soluciona nada, porque siempre lleva grasa y es pan, pero ¿acaso no es mejor que una galleta dulce y un jugo artificial o alguna golosina con una gaseosa? Por lo que lo simple y sencillo en este punto es fundamental para poner en marcha el cambio de hábitos en los niños y padres.

Sin duda, es un problema que los padres y las autoridades deben tomarse en serio porque sí tenemos adolescentes y adultos jóvenes padeciendo enfermedades crónicas, debemos de saber que es un gran costo en medicamentos y tratamientos que se traslada al Estado. Al final, es un problema que afecta a la sociedad en general.

17 Feb 2019
El mercado laboral y la Cuarta Revolución Industrial
Colaboradores | Por: John Guzmán

El mercado laboral y la Cuarta Revolución Industrial

16 Feb 2019
Guía para pasar un feliz mes de febrero en la “friendzone”
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

Guía para pasar un feliz mes de febrero en la “friendzone”

9 Feb 2019
Fin de la cuenta regresiva electoral
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

Fin de la cuenta regresiva electoral

3 Feb 2019
Escuela utópica o una misión
Colaboradores | Por: Gustavo Araniva

Escuela utópica o una misión