Colaboradores

21 Feb 2014
Colaboradores | Por: Lucia Landaverde

Nos quedamos con el “voten por los que no pudimos” (y no podremos)

Desde el pasado 2 de febrero en adelante, ha pasado resonando en las noticias “la falta” de votos y la “falta de motivación” por ejercer este derecho del salvadoreño en el extranjero. Sí, ciertamente hubo falta de votos dizque por falta de motivación para votar, tanto de parte de salvadoreños en el exterior, como digo, así como el 12% de salvadoreños que se abstuvo en el territorio de nuestro país. Muchos se dijeron “de qué sirve que vaya a votar”, “ni uno de los candidatos me convence”, “para qué molestarme”, etc…

Las noticias/los medios han recalcado una vez más las votaciones de los hermanos lejanos residentes en Estados Unidos o en Canadá, porque el 90% de la migración salvadoreña se encuentra en esos países. Pero… ¿por qué dejar de lado a otros salvadoreños que no viven en esos países? Somos muchos otros salvadoreños residiendo en Francia, España, Bélgica, Polonia, Colombia, Rusia, Portugal, Ecuador, China, India… Sí, ¡la lista es larga! Me pregunto si algún medio se ha preocupado por informar el resultado de las votaciones en el exterior, pero insisto, NO de los salvadoreños residiendo en EE.UU. o en Canadá. Más allá de eso… ¿Se ha preocupado realmente el gobierno por nuestros votos? Personalmente, lo dudo.

El mismo 2 de febrero, me di cuenta que el voto por correspondencia, o voto postal, es posible aunque no se esté en EE.UU o en Canadá. Así es. De hecho, en el 2013 se aprobó esta ley del voto desde el exterior; las modalidades para poder hacer efectivo el derecho de voto, estando en el extranjero, parecen sencillas (según información del Ministerio de Relaciones Exteriores). Pero… ¿cuántos salvadoreños se enteraron de esto?

Consultando con varios compatriotas que también residen en el extranjero, constaté que no era la única sin haberme enterado. Es más, ni uno de ellos lo estaba y ninguno pudo votar, ni podremos hacerlo en marzo. Me atrevo a decir que es bastante probable que la mayoría de salvadoreños residiendo en el extranjero no sepa que podría haber votado, ya que ni siquiera las personas que viven en El Salvador, a quienes consulté, sabían el alcance de esta ley. Incluso, averiguando con compatriotas en Canadá, Estados Unidos y C.A., la información de la posibilidad de votar y las respectivas modalidades no fueron debidamente anunciadas en todos esos lugares.

A lo que voy es: nuestro voto es igual de importante que el de los demás salvadoreños. Si la ley nos otorga el derecho de ejercer el voto aunque no residamos en El Salvador, queremos poder hacerlo. Saber que estamos dejando que quienes sí pueden ir a votar elijan por nosotros,  y enterarnos además, de compatriotas que deciden abstenerse de votar es completamente frustrante.

Considero sumamente irresponsable por parte del gobierno, no darle la importancia necesaria a nuestros votos en el exterior. La reforma de la ley tenía que haber sido dada a conocer de manera adecuada a toda la población, tanto en el país como en el extranjero. Los consulados salvadoreños  de cada país deben de tener todo el conocimiento y darse la tarea de informar sobre esta ley a los conciudadanos.

¿Qué hubiera sido de los resultados de la primera vuelta con nuestros votos? Seguramente, hubiéramos podido marcar una diferencia: ¿Fuéramos a segunda vuelta?

Sin embargo, incluso aunque no se hubiera logrado marcar una real diferencia, sin lugar a dudas, nosotros, los “olvidados”, no estuviéramos esperando a que nuestros compatriotas nos hagan “el favor” de elegir por nosotros. Lastimosamente los “hubiera” no existen.

Por ende, le pido al gobierno tome cartas en el asunto para las próximas elecciones. No queremos volver a quedarnos con el “VOTEN POR LOS QUE NO PODEMOS”.

  • Jeaneth Paz

    Este espacio se llama Medio Lleno, creí que el concepto era ver y hablar de la parte positiva de las cosas y ser propositivo; al contrario en cada artículo se expresa siempre lo negativo; entonces mejor cambiarle nombre a Medio Vacio …. ¡¡¡ Por primera vez en la historia de El Salvador ya existe la posibilidad de que el Salvadoreño residente en el exterior pueda votar !!! , pero no valoremos ese hecho, no valoremos que todo es un proceso a seguir … No lo mejor es críticar y ver el vaso siempre Medio Vacio …. Esta petición debe hacerse llegar por escrito a la entidad gubernamental correspondiente para que no quede solo como crítica si no como un acto de proactividad.

    • Lucia

      Jeaneth, por una parte tiene razón, la petición debería de hacerse llegar a la entidad gubernamental correspondiente. Sin embargo cuando escribí el artículo no deseaba “hablar de la parte negativa de la cosa” solamente por hablar… deseaba de una u otra manera dar a conocer a gente como yo sobre la posibilidad de votar por correspondencia en el extranjero, con el objetivo de que NO nos vuelva a pasar de quedarnos sin votar.

23 Jul 2017
¿Son coherentes nuestros políticos?
Colaboradores | Por: Mario Recinos

¿Son coherentes nuestros políticos?

22 Jul 2017
La revolución que se vendió
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La revolución que se vendió

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar