Colaboradores

28 Ago 2014
Colaboradores | Por: Eileen Franco

Niños jugando a ser adultos

Hoy en día, ver a un niño trabajando para poder tener un ingreso económico parece ya un tema normal en nuestra sociedad; escuchar del trabajo infantil, de los altos  índices de niños que son obligados a trabajar y a dejar sus estudios, de las organizaciones que luchan y que están en contra del trabajo infantil, ya es un asunto que a muchos les interesa y que a otros simplemente les da igual y continúan con sus vidas sin sentir alguna empatía por los demás.

Es lamentable y triste ver parte de nuestra niñez salvadoreña pasar por esta situación. Ver en los semáforos a niños o niñas limpiando parabrisas, subiéndose a los buses a pedir una colaboración, vendiendo flores carro por carro arriesgándose a ser golpeados, haciendo malabares cada vez que los semáforos están en rojo, no importando las condiciones del clima; incluso aguantando hambre con tal de obtener unas cuantas monedas y llevarlas a sus casas.

Entre coros y alabanzas, hace unos días, viajando en el autobús, me sorprendí cuando se subieron un par de niños entre 4 y 10 años. Creí que tras ellos vendrían sus padres cuidándolos y que se dirigían a su hogar, pero no fue así. Esos dos niños inocentes e indefensos en realidad jugaban a ser adultos y ganarse el sustento diario para poder sobrevivir en esta sociedad.

Es ahí donde me pregunto: ¿dónde queda esa frase “los niños son el futuro de nuestro país”? Cuando se ve este escenario a diario en los semáforos, paradas, buses o calles de nuestro país, ¿dónde queda el valor que la sociedad le da a la niñez salvadoreña? Acaso existen cosas más importantes que velar por los niños, que son el futuro de esta nación, a los cuales si no les prestas la atención que exigen serán futuros delincuentes, en lugar de futuros profesionales. ¿Dónde queda el papel que deben jugar los padres como tutores de esos niños?

Solo basta con mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de que hemos llegado a un punto en el cual existen personas que ven a los niños y niñas como fuente de ingreso económico, aprovechándose de su inocencia para lucrarse y sacar beneficio, sin importar cuánto daño puedan causarles. Es injusto que ellos paguen los fracasos de quienes los rodean. Destruyen así su infancia, sueños, aspiraciones, todo por querer tener un poco mas de dinero en el bolsillo.

Creo que la niñez salvadoreña merece un futuro mejor, una familia y una sociedad que les den la oportunidad de estudiar y prepararse como profesionales, que les permita vivir cada etapa de su vida, sobre todo su infancia, evitando que se violenten sus derechos y obligándolos a madurar a tan temprana edad; convirtiéndolos en adultos cuando aun  en sus cabecitas lo único en que piensan es  en jugar.

Hagamos conciencia que de esta y las nuevas generaciones dependerá el futuro de nuestro país.

  • Anonimo

    Con este tipo de columnas es bueno reflexionar y ayudar a que nuestro pais cresca

  • latinamix

    Que pena y que es lo que el gobierno hace para ayudar a todos estos ninos, si los políticos andan para arriba y para abajo viajando para desempeñar su “trabajo” tan importante. Y se van a otros países a oler otras guerras. Que verguenza me da ver como ha caido mi pais, pero mas verguenza da todos los idiotas que votan por ellos.

14 Oct 2017
Hay cortinas de humo en la política salvadoreña
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Hay cortinas de humo en la política salvadoreña

8 Oct 2017
¡Asegurate!
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

¡Asegurate!

7 Oct 2017
Seamos dueños responsables, no al maltrato animal
Colaboradores | Por: Diana García

Seamos dueños responsables, no al maltrato animal

1 Oct 2017
¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?