Colaboradores

17 Sep 2017
Colaboradores | Por: Diana García

Monseñor Romero politizado

No es noticia nueva que cierto partido se está valiendo de la imagen de Monseñor Romero, en vez de ver los verdaderos problemas que presentan nuestro país; el inconveniente que a ellos el dinero les hizo cambiar sus ideales.

Muchos que conocen la historia de Monseñor saben que él se atrevió a enfrentar al Gobierno de ese momento, repudiaba lo que hacían. Él estaba a la par de las personas que menos tenían, pero el error de él fue que confió en quién no tenía que confiar para que lo convirtieran en un mártir.

Monseñor no luchó para que un aeropuerto llevara su nombre, tampoco para que una calle se llamara igual a él, mucho menos para que se hiciera una peregrinación de una semana en honor a él y así cerrar algunas calles, y ocasionar que muchas personas llegaran tarde a su trabajo y eso causara descuento en su salario.

Los jóvenes de ahora solo conocen a Monseñor como una burla, el respeto que antes le tenían, el gobierno se ha encargado de mancharlo; el problema es que ellos lo utilizan para justificarse del porqué no luchan por los problemas del país.

Poco a poco, se está olvidando quien fue Monseñor, su historia y solo saben que es un títere de ese partido que dijo que iba a llegar al poder para trabajar por los pobres, hasta las personas que vivieron en ese tiempo también se han unido la burla.

Estamos en un país, donde las dos fuerzas principales de partidos políticos son iguales, solamente que disfrazan las cosas de una forma distinta, pero al final lo mismo es. Después de la guerra las cosas parecían cambiar, pero todo siguió igual. Los ricos se hacían más ricos, no les importaba el pueblo y la gente pensó: “Si aquellos que decían luchar por los pobres y si ingresan al poder, lucharán por los pobres”.

Llegó, entonces, una persona que mostraba coraje y no tenía miedo de hablar con la verdad, pero como el dinero cambia a la gente, solo poco duro ese entusiasmo y, poco a poco, fue vendiendo los votos del pueblo por oro. Se pensó que luego todo sería distinto, pero el dinero siguió haciendo de las suyas he hizo olvidar al gobierno el por qué habían llegado ahí, y ahora solo están pendientes de lo que sucede en otro país y haciendo caso omiso de la realidad que vivimos.

Y el problema es que, por más que los “de derecha” traten de perjudicar al Gobierno, ellos también están perjudicados. Se necesita un cambio. No necesitamos otra vez al Gobierno antiguo, ni necesitamos que el actual se esconda tras la imagen de alguien que de verdad quería un cambio, alguien que ya está muerto y no tiene forma de defenderse. Necesitamos un gobierno nuevo que tenga ideas distintas y que no de una imagen de estar poniéndole el dedo al otro y sin actuar. Queremos alguien que no tenga miedo de hablar lo que es y tenga el valor de enfrentarse a los que mienten, y engañan.

2 Dic 2017
¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Qué implica legalizar temas polémicos en El Salvador?

26 Nov 2017
Vida = PASIÓN
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Vida = PASIÓN

25 Nov 2017
No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

No seamos parte de la “legión de necios” en las redes sociales

19 Nov 2017
La vida de un animal en El Salvador
Colaboradores | Por: Alejandra Machado

La vida de un animal en El Salvador