Colaboradores

17 Nov 2012
Colaboradores | Por: Diego Carranza

Los verdaderos protagonistas

En estos últimos fines de semana el PNUD junto al TECHO-El Salvador han realizado distintos grupos focales para estudiar el fenómeno de la pobreza. Aplaudo esta iniciativa, pues, durante muchos años, la metodología empleada para medir la pobreza no era precisamente la correcta.  Dejar a un lado el discurso de quienes viven en ella y enfocarse únicamente en el ingreso económico de estas personas fue unos los grandes errores. Esto puede comprobarse gracias a dichos grupos focales, que han logrado demostrar lo mucho  falta por comprender  de este mal de la sociedad.

Se ha encontrado, en estos grupos, que en los asentamientos viven jóvenes, adultos y ancianos con esperanzas y anhelos; ellos saben que para seguir adelante necesitan esforzarse. No quieren asistencialismo, quieren protagonismo. No quieren que se les excluya, quieren que se les incluya en las decisiones que se toman a nivel gubernamental y que tendrán efecto en sus vidas.

Las políticas públicas existentes no fueron realizadas con ellos ni desde ellos. Si queremos solucionar el problema complejo de la pobreza hay que entrar donde nunca se ha entrado. No de una manera superficial, sino más bien trabajando con ellos y desde ellos, dejando a un lado los grados académicos que les hacen diferentes. Es necesario sentir como ellos sienten. Ver lo que ellos ven. Tocar lo que ellos tocan. En fin, tomar en cuenta a las personas de los asentamientos es vital para darle solución a la pobreza y comprenderla desde la raíz.

No basta crear desde un escritorio, pues las medidas que desde ahí se proponen se vuelven superficiales. Y es que homogenizar a los asentamientos es uno de los errores más frecuentes al crear políticas públicas desde una oficina laboral, donde se parte que todos son iguales y  se cree que la intervención causará el mismo efecto para todos los implicados. Pero no, esto no es así. Cada comunidad tiene una dinámica distinta; una historia que marca el comportamiento de hoy. Es esa historia de las que nos hemos olvidado. No la hemos estudiado ni investigado. Existen comunidades que han vivido en pobreza desde hace más de 100 años y la mejor forma de querer crear medidas para reducir los índices es comprendiendo esa historia.

Queremos imponerle a los asentimientos soluciones que vienen desde la academia. No hemos dejado a las personas que viven en pobreza construir su propio destino. Se educa “al pobre” para que entre a un sistema injusto y que no sea crítico del status quo. Imponer soluciones a las comunidades no ha sido la solución. Es necesario que se escuche a los pobladores de los asentamientos para saber cómo quieren vivir.

Se equivocan las personas que creen que en lo asentamientos no viven personas capaces. Realmente sí lo han sido. ¿Cómo no serán capaces si han logrado sobrevivir durante mucho tiempo a las peores condiciones humanas? Estas personas han creado diferentes propuestas, unas más complejas que otras, para acabar con el mal de la pobreza. Lastimosamente no se les ha escuchado.

Es válido escuchar a un profesional cuando habla de pobreza, pero es más válido aún  la experiencia de quienes viven en ella. Es momento de cambiar la historia de nuestro país dándole el puesto que se merecen a los pobladores: el de protagonistas.

¿Quieres formar parte de los colaboradores de MedioLleno? Enviia tus columnas entre 500-650 palabras a info@mediolleno.com.sv

23 Jul 2017
¿Son coherentes nuestros políticos?
Colaboradores | Por: Mario Recinos

¿Son coherentes nuestros políticos?

22 Jul 2017
La revolución que se vendió
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La revolución que se vendió

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar