Colaboradores

17 Dic 2017
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

Los monopolios y la libre elección

En los últimos días se ha confirmado la compra de 20th Century Fox por parte de Disney, lo que en términos generales representa una noticia de interés popular o algo intrascendente. Sin embargo, esto nos acerca cada vez más a aquella versión del gran hermano proyectada por Orwell en su libro 1984; en donde, un ministerio del gobierno es el encargado de toda la propaganda y en resumidas cuentas de la forma de pensar de las personas.

Todo el pensamiento, creatividad, imaginación, cultura, religión bajo el mismo techo; todos deben pensar igual o deben desaparecer. Esto marca un rumbo que ya hace mucho están siguiendo las empresas. Empresas que son dueñas de una cantidad de marcas inimaginables. Sólo para mencionar algunos casos: Kraft es dueño de alrededor de 70 marcar de productos de uso diario; desde chicles, cafés, gelatinas y muchas otras cosas varias.

Lo mismo sucede con las empresas en internet, Google comprando YouTube; desde el 2001 hasta el 2007 Google adquirió alrededor de 35 empresas. Muchos pensaran que son sólo negocios, este es el mundo moderno, globalización.

Al parecer a muchas personas esto no les preocupa, es algo sin importancia y quizás aspirarían a que su empresa fuese así de poderosas, pero nos plantea una importante encrucijada. ¿Estamos dispuestos a abandonar la libertad de elección, dejar nuestra identidad personal y cambiar todo esto por la facilidad, y el confort de que alguien más tome las decisiones difíciles, que me digan que pensar, que sentir, que comer, a dónde ir y con quién estar?

Como mencioné al inicio, no estamos acercando cada vez más a esa visión de gran hermano donde Facebook y NSA te vigilan, Disney te dice que te debe de gustar y Nestlé que comer. En los comerciales se anuncian marcas “competidores”, pero lo que no sabemos es que sin importar cual elijas, el dinero irá a la misma empresa.

¿O será que en realidad ya no tenemos esa libertad, el mundo globalizado nos ha reducido a puras barras de código que lo único que generan son ganancias y más ganancias, ovejas que trasquilar? Es algo que se debe pensar detenidamente y analizar sí en realidad es lo mejor, porque en realidad las sociedad no están listas para elegir y es mejor guiarlos, es más fácil.

Es lo mejor para todos. “Comunidad, identidad, estabilidad” escribía Huxley como lema del estado en: Un mundo feliz, todos tenemos nuestro lugar y no debemos desear otro, el gran hermano te vigila, regresando a Orwell. Cualquiera de los dos ejemplos de sociedades controladas, ya sea por separado o peor aún combinadas, nos dan un panorama escalofriante al que cada vez nos acercamos más y más, o tal vez ya estamos ahí.

Y algo igual de importante, comparándolo con el ambiente político de nuestro país ¿será que nos están haciendo la misma los padres de la Patria, que sin importar a quién escojamos el resultado siempre serán jugosos bonos navideños, evasión fiscal, hospitales decadentes, educación cada vez más pobre, pines de oro para jueces, viáticos para diputados, delincuencia, narcotráfico?

Debemos preguntarnos si de verdad existe la libertad de elección o sólo es una cara más que las cúpulas manejaran a su antojo para sacar el mayor provecho y el ganado siempre será ganado, las ovejas siempre serán trasquiladas y las reses ordeñadas. ¿Y la rebelión en la granja?

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI

20 Oct 2018
Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?