Colaboradores

9 Mar 2013
Colaboradores | Por: Liliana Finisterra

¿Lobo está?

Es un buen momento para recordar el tradicional juego infantil, pero también para trasladarlo a nuestra realidad, donde cada vez, el hombre en su afán por gobernar el cosmos, se ha convertido en el lobo feroz  que ataca a pequeñas especies que conviven con él en su entorno.

 

A cada rincón del globo donde el ser humano llega, genera estragos, poniendo en riesgo la vida de animales, que como él, han creado un hábitat para sobrevivir con las condiciones  que la naturaleza le ofrece día a día.

 

Los alarmantes casos empiezan con un estudio del Instituto de Conservación Científica del Océano de la Universidad Stony Brook, en Nueva York, en el cual se afirma que en restaurantes de comida china en Estados Unidos, los tiburones pasaron de ser los temibles protagonistas de películas de Hollywood, a ser el ingrediente principal de un apetitoso menú que está poniendo en riesgo la vida de acuáticos seres como el tiburón martillo.

 

Por otra parte, el Fondo Mundial para la Protección de la Naturaleza, WWF, presentó en 2012  la lista de los diez animales que actualmente se encuentran en vía de extinción, entre los que además de los tigres de bengala, osos panda, pingüinos y canguros, están los corales, especie que el hombre ha utilizado para decoración y joyería hace más de 5.000 años y se prevé que dentro de unas décadas sus colores, dejarán de engalanar el océano en un 80% por la caza y el turismo, los principales detractores de su existencia.

 

Pero otras especies ya no son vistas únicamente como parte de la decoración hogareña o de la sazón culinaria: en el caso de los leones sudafricanos, sus huesos son codiciados por supuestas propiedades medicinales. Sin embargo Pieter Potgieter, presidente de la Asociación de Criadores de Predadores Sudafricanos afirmó que el comercio está vigilado por funcionarios que no permiten la exportación hasta comprobar que los huesos provienen de leones cazados legalmente.

 

La preocupante situación no sólo ve envuelta la fauna terrestre, la flora también ha sido víctima de la inclemencia humana.

Según un estudio de la revista Science, el 47% de las plantas, muchas de ellas tropicales, se encuentran en riesgo inminente de extinción. Una gran mayoría se encuentra en países como Ecuador y Colombia.

 

Nuevamente vemos cómo el calentamiento del globo terráqueo, cuyo promotor sigue siendo el hombre y la expansión de este hacia zonas donde se encuentra la flora amenazada, roban al planeta azul el vistoso color verde que en algún momento pudimos divisar en una foto captada por un satélite artificial de la NASA.

 

Y es probable que si seguimos en esta carrera antiecológica, no teniendo conciencia de los azotes a la madre Tierra y promoviendo el avance científico, pero limitando el progreso ambiental, de ese planeta azul, sólo quedará la historia e imágenes de los libros para contar a las generaciones venideras.

*Colaborador de MedioLleno

19 Mar 2017
¿Estamos viviendo o sobreviviendo?
Colaboradores | Por: Karen Rivas

¿Estamos viviendo o sobreviviendo?

19 Mar 2017
Un recordatorio social desde Guatemala
Colaboradores | Por: Diana Chavéz

Un recordatorio social desde Guatemala

18 Mar 2017
¿A quién le interesa que los niños tengan valores?
Colaboradores | Por: Nahúm Cruz

¿A quién le interesa que los niños tengan valores?

18 Mar 2017
Andamos descalzos, pero no nos dejamos patear los pies
Colaboradores | Por: Georgina Martínez

Andamos descalzos, pero no nos dejamos patear los pies