Colaboradores

18 Mar 2018
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Lo que nos dejó el 04 de marzo

El pasado domingo 04 de marzo los salvadoreños elegimos a nuestros representantes para los Concejos Municipales y para la Asamblea legislativa, en la que hubo muchas cosas por analizar profundamente. Diputados que no fueron reelectos, nuevos rostros que fueron sorpresa, pero, sobretodo, hubo un claro mensaje de la población hacia la clase política.

Claramente el FMLN recibió un duro revés por parte de los electores, ya que no sólo mucho de su popularmente llamado “voto duro” no los acompañó esta vez; sino que, muchos de sus simpatizantes no votaron por ellos, o anularon sus votos. El partido de gobierno recibió la mayor derrota desde su primera participación en una elección popular en 1994, lo cual si se analiza no resulta en una sorpresa en virtud de su actitud prepotente hacia la opinión pública, sus constantes ataques a otros poderes de Estado y, sobretodo, sus malas decisiones en estos últimos años.

Lo anterior no termina de crear un espíritu de reflexión en la cúpula de dicho partido, ya que muchos de estos a la hora de ser cuestionados por la prensa se han limitado a contestar con preguntas o ser irrespetuosos; esto solo está perjudicando aún más la imagen deteriorada que actualmente tiene. El FMLN es el menos inclusivo de todos los partidos políticos al públicamente imponer candidatos o no tomar en cuenta sus sectores, o sus bases; de continuar así las próximas elecciones, su candidato no tendrá la opción de ganar las presidenciales.

El partido ARENA, aunque ganó casi todas las cabeceras departamentales y tener muchos más diputados de los que tenían presupuestado ganar, no pueden afirmar confiadamente que han sido los victoriosos en esta elección. La cantidad de votos que recibieron, salvo de algunos candidatos en específico, fueron muchos menores que en años anteriores, lo que demuestra que en efecto muchas personas tampoco están conformes con su trabajo en este tiempo atrás. Es por ello que no tiene que interpretarse que ARENA ganó, sino que de los dos “partidos grandes” fue el menos castigado.

El PCN, GANA y el PDC en cierta medida sacaron oro en este pasado 04 de marzo, ya que obtuvieron, en algunos casos, más diputados y ganaron más alcaldías, o las mantuvieron. El logro real de estos tres partidos es que tienen los suficientes votos para formar alianzas y así, lograr los tan ansiados 56 votos para las decisiones trascendentales en la asamblea legislativa. Con la cantidad de diputados que tiene el PCN puede formar alianzas con ARENA para superar al bloque FMLN-GANA, que han ido conjuntamente en varias negociaciones internas en el palacio legislativo.

Cabe destacar que por primera vez en El Salvador se tendrá a un diputado no partidario, lo que constituye el primer paso en una nueva forma de elegir representantes para nuestro país. Es muy importante estar atentos al trabajo de Leonardo Bonilla, ya que es la esperanza de ver a un parlamentario sin intereses partidarios a la hora de decretar leyes.

El ejercicio electoral que vivió nuestro país tuvo el impacto esperado, de tal forma que las personas que aspiran a ir a candidatos presidenciales, por parte de todos los partidos políticos, están aprovechando para formar alianzas. Como salvadoreños debemos tener presente que salimos de estar en una campaña política para empezar a caer en otra. Tenemos que ser más críticos y, sobretodo ahora, que se ha comprobado que el elector tiene la última palabra, debemos fiscalizar aún más el trabajo de nuestros funcionarios públicos.

20 Oct 2018
Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?

14 Oct 2018
Con cariño
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Con cariño

14 Oct 2018
El positivismo barato y la gente tóxica
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

El positivismo barato y la gente tóxica

13 Oct 2018
Los criminales de la nueva era
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

Los criminales de la nueva era