Colaboradores

30 Abr 2016
Colaboradores | Por: Miguel Monterrosa

Lo que conocemos sobre la “Lucha de los Pueblos”

A medida que avanza la globalización y los descubrimientos tecnológicos nos ayudan a facilitar ciertas cosas, muchas veces vemos eso como el mayor logro dentro de la historia de la humanidad. Es verdad que nos benefician en ciertas áreas, pero no logran cubrir las satisfacciones sociales que en verdad se carece.

Algo que podemos ver es que siempre existirá una clase dominante y una clase dominada. De lo cual existe desde la fundación de la sociedad en este mundo, siempre habrá un poderoso y un sometido, siempre habrá un rico y un pobre en materia económica, política y social. Pero principalmente algo que esta inherente a todo esto es algo llamado ideología de lo que nace la Lucha de los Pueblos. De manera que la población en el mundo anhela una forma de gobernabilidad más “justa”, también la atención y al llamado al cumplimiento del buen ejercicio de la practica política. La lucha de los pueblos no solo es una medición de fuerzas entre una clase dominante y una dominada, sino también va enraizada a la lucha social que se hace cada día para tener justicia social y superar las adversidades que se presentan a diario.

Pero principalmente es la que todos los pueblos se unen a los anhelos de una sociedad que exige medidas efectivas que beneficien a todos para la solución de los problemas sociales. Es importante resaltar que en muchos casos la mayoría de personas trabajan de manera colectiva por su causa y anhelo, y el cual se le es llamado un bienestar social, algo que jamás veremos en la clase dominante es su interés férreo por el bienestar de los pueblos, ya que de manera histórica sabemos que el capitalismo carece de interés social, lo que vemos también como una táctica simple de evasiones de impuestos en algunas organizaciones de beneficencia, y a la cual cuestiono… ¿sus empleados gozaran plena y justamente de una responsabilidad social?.

Ya que sin ellos el capital no se produjera como tal. Es importante resaltar que la lucha de los pueblos radica en el deseo de no ser pisoteados por tener menos que otros, o por clase social ser marginados y excluidos por una clase dominante. La lucha de los pueblos también va más allá de un simple anhelo, sino también del deseo de una libertad plena en muchas condiciones. En esos cabe también la identidad de clase y la lucha de mantener una identidad cultural que nos identifica como tal, tan abrumante es el consumismo que te mete en la cabeza que si no usas ciertas marcas no estás a nivel. No estas a nivel social de mayor clase, la cual forma la alienación en la mente de muchas personas, y no estoy diciendo que es malo usar ese tipo de ropa, si no en perder tu identidad de clase o ideología social, la cual se convierte en una gran tragedia.

La pérdida de valores se convierte también en otra parte en la que se está tratando de recuperar como en años atrás, que si bien es cierto estábamos en guerra, pero existía respeto y algo por lo cual se está queriendo recuperar y fomentar los valores perdidos por varios factores comenzando por el egoísmo. Mi invitación seria fomentar todos esos valores desde los hogares a todos los niños y niñas desde pequeños y hacer ese refuerzo en los centros educativos.

Es responsabilidad de todos en mantenernos en una firme convicción que no se lucha solamente con una clase dominante, si no también por una conquista de la que se anhela abrazar, una mejor clase de vida para todas y todos, la cual incluye salud, educación y trabajos dignos y también de volver por las personas que estamos sedientas de justicia social.

 

 

14 Oct 2018
Con cariño
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Con cariño

14 Oct 2018
El positivismo barato y la gente tóxica
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

El positivismo barato y la gente tóxica

13 Oct 2018
Los criminales de la nueva era
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

Los criminales de la nueva era

23 Sep 2018
Migración ilegal a Estados Unidos
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

Migración ilegal a Estados Unidos