Colaboradores

18 Nov 2012
Colaboradores | Por: Jaime Solís

¿Ley del primer empleo?

Recientemente se aprobó la “Ley de incentivo para la Creación del Primer Empleo de las Personas Jóvenes en el Sector Privado” mejor conocida como la “Ley del Primer Empleo”, con 73 votos en la Asamblea Legislativa, la cual se aprobó mediante el decreto número 57 en el diario oficial número 152 con fecha de publicación del 20 de agosto del 2012. Pero, ¿cuál es la importancia de esta ley y que beneficios trae para los jóvenes y las empresas?

Para los jóvenes, indudablemente, es una nueva oportunidad para poder ingresar al mercado laboral mediante su primer empleo, dado el esquema de beneficios fiscales que les otorgarán a las empresas que los contraten. Esto es importante, tomando en consideración el grado de desempleo que sufren los jóvenes actualmente, no solo en El Salvador, si no también en el mundo entero.

En El Salvador los jóvenes son alrededor del 60% de la totalidad de la población, el porcentaje más alto que se ha dado en la historia de El Salvador, por lo que el país se ve en la necesidad de buscar nuevas formas de emplear a sector; que es una fuerte masa de gente con disposición a trabajar.

Esta ley está enfocada en los jóvenes de 18 a 29 años de edad que no tengan registro de cotizante en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, que estudien, o estén iniciando y que deseen trabajar. Lo que pretende es brindar una oportunidad a los jóvenes para aplicar a nuevos trabajos que las empresas ofrezcan y aunque sean contratados por horas van a tener el respaldo legal acorde al tiempo laborado y las prestaciones legales serán las mismas que las de los demás trabajadores en la empresa que los contrate.

Para las empresas, su principal beneficio se ve en el artículo 21 de esta Ley, en donde establece beneficios fiscales escalonados dependiendo del número de jóvenes que hayan contratado bajo el esquema de “primer empleo”. Empresas que contraten de 2 a 8 jóvenes, podrán deducir un salario mínimo anual del impuesto sobre la renta de la empresa; de 9 a 16 jóvenes, dos salarios mínimos anuales; y de más de 16 jóvenes, tres salarios mínimos anuales.

¿Puedo despedir a un joven bajo la modalidad de “primer empleo”? Al igual que toda relación laboral en El Salvador, puede darse una terminación anticipada del contrato ya sea por vencimiento del plazo pactado, despido, incumplimiento patronal, renuncia o por mutuo consentimiento. Es importante aclarar, que si por algunas de estas causas, podría reducirse el número de trabajadores jóvenes que causaría la reducción o eliminación del beneficio fiscal.

En conclusión esta modalidad puede ser más útil para las empresas hoteleras, restaurantes o “call center”,que contraten personal por horas, tienen una alta rotación de persona y en su mayoría los empleados son jovenes. Sin embargo, existe la prohibición en labores que representen un riesgo laboral para el joven, por ejemplo en  las empresas de seguridad.

La presente Ley tiene por obejto promover el trabajo entre los jovenes y de esta forma atacar el desempleo en este sector de la población, aunque sabemos que la Ley en comento puede ser mejorada en muchos aspectos, consideramos que es un paso en la dirección correcta; existen empresas que les podrá resultar atractivo, por ejemplo los “call center” debido a su alta rotación de persona, las edades en que oscilan sus trabajadores, y la facilidad para capacitar al personal en esta clase de empleos.

Otras empresas consideraran los beneficios fiscales muy bajos para la inversión en tiempo y dinero que implica capacitar a un joven sin experiencia, adicional al tramite extenso que se debe realizar para obetener dicho beneficio fiscal.

En fin, ¿será el tiempo quién juzgara si la Ley cumple su objetivo o no? Pero desde nuestra perspectiva es una forma buena de atacar el problema.

¿Quieres formar parte de los colaboradores de MedioLleno? Enviia tus columnas entre 500-650 palabras a info@mediolleno.com.sv

23 Jul 2017
¿Son coherentes nuestros políticos?
Colaboradores | Por: Mario Recinos

¿Son coherentes nuestros políticos?

22 Jul 2017
La revolución que se vendió
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La revolución que se vendió

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar