Colaboradores

21 Ago 2014
Colaboradores | Por: Óscar Melgar

Las oportunidades están para los que quieren

El Salvador necesita jóvenes valientes que estén dispuestos a adquirir el reto de cambiar y exigir a nuestras autoridades el país que queremos.

Esta no es una columna para criticar, comentar u opinar acerca de un problema político o social. Al contrario, es una columna para agradecer a la vida por las distintas oportunidades recibidas y que me han permitido ser quien soy y, si se puede, para motivar.

Mi nombre es Óscar Melgar y a mis 26 años he aprendido que la vida requiere de mucho sacrificio y responsabilidad para salir adelante. He aprendido que uno en la vida tiene que ser agradecido con su trabajo, con la familia, con los amigos y con todas las personas, no por obligación sino por el simple hecho de que ser agradecidos nos hace mejores personas.

Soy graduado de Comunicaciones de la Universidad Don Bosco, carrera que logré realizar gracias a una beca que me fue proporcionada durante los años que duró la misma. Años de sacrificio, responsabilidades, alegrías, enojos, tristezas pero que al final con mucha satisfacción pude terminar. Mi primer trabajo fue en una Organización No Gubernamental dirigida por doña Elizabeth de Calderón Sol, en la que con mucho orgullo puedo decir que aprendí el valor de ayudar a los demás y de comprobar el impacto que se pueda realizar con diferentes proyectos sociales, sin importar condición de vida, preferencia política o sexual y, sobre todo, labor de mucho compromiso en mejorar las condiciones de vida de las personas.

En mi corta pero fundamentada vida, he visto los tropiezos y orgullos de familia, amigos, conocidos y sociedad en general, descubriendo que todos en este mundo tenemos un destino que cumplir y depende de nosotros convertir ese destino en una misión positiva para nosotros mismos y después para todos los que nos rodean.

Dentro de poco iniciaré un nuevo camino en mi vida fuera del país, y del cual espero obtener el conocimiento necesario para generar proyectos que brinden oportunidades de mejorar las condiciones de vida de personas que, por diversas circunstancias, no poseen condiciones adecuadas para desarrollarse, así como una vez alguien lo hizo conmigo.

Por eso, quiero agradecer a la vida por las distintas oportunidades que me ha brindado, pero que al mismo tiempo me he dado a la tarea de buscar por mi propia voluntad;  voluntad de crecer, ser una mejor persona y un mejor profesional. Las oportunidades están para las personas que quieren y para aquellas que no se quedan sentados esperando que les caigan del cielo.

Agradezco a Medio Lleno por darme la oportunidad de crecer y corregirme con las columnas que he escrito, pero sobre todo por el espacio brindado para expresar mis opiniones.

El Salvador necesita de jóvenes valientes que estén dispuestos a adquirir el reto de cambiar y exigir a nuestras autoridades el país que queremos y que urgentemente necesitamos. De olvidar, las diferencias políticas, religiosas, sociales y sexuales, donde el argumento, las palabras y las opiniones, se conviertan en proyectos que generen un impacto positivo en la sociedad. El Salvador necesita de jóvenes que aprovechen las oportunidades al máximo y que agradezcan con mucha responsabilidad.

 

20 Ago 2016
El capital no es escaso, la visión si
Colaboradores | Por: Miguel Monterrosa

El capital no es escaso, la visión si

16 Jul 2016
Dejemos a la paz en paz
Colaboradores | Por: Alejandro Poma

Dejemos a la paz en paz

2 Jul 2016
La violación sexual y la indiferencia social y judicial
Colaboradores | Por: Miguel Monterrosa

La violación sexual y la indiferencia social y judicial

14 Jun 2016
Asociación Salvadoreña de Industriales cena de gala – Premio ASI 2016
Colaboradores | Por: Javier Siman

Asociación Salvadoreña de Industriales cena de gala – Premio ASI 2016