Colaboradores

2 Jul 2016
Colaboradores | Por: Miguel Monterrosa

La violación sexual y la indiferencia social y judicial

La Policía Nacional Civil recibió 1,728 denuncias por delitos sexuales durante el 2015, donde el delito de violación en menor e incapaz, fue el más denunciado.

Por departamento llama la atención La Unión, donde más casos de violencia sexual se han denunciado, incluyendo el Estupro con 275 denuncias. De igual forma, Sonsonate, sólo reportó 36 casos en todo el año.

Cada 4 horas y 42 minutos ocurre una violación, entre 2006 y 2014, el IML efectuó peritajes en 10,546 niñas y adolescentes que fueron violadas. Casi el 16% de las que fueron violadas tenían 14 años de edad. El país tiene una de las tasas de violación sexual más altas en América.

Según el análisis de los datos, los supuestos agresores bajo la categoría “novio” son particularmente frecuentes en el departamento de Usulután. En este gráfico, con datos de registros del Instituto de Medicina Legal (IML) entre 2006 y 2014, no están consideradas las violaciones colectivas.

Casa propia, Casa conocida, No datos/No especificado, Predio baldío, Hotel, motel u hospedaje, Casa desconocida, Vía pública, Lugar de trabajo, Cafetal, Finca, Río, Lugar de estudio, Terreno, Autobús y Microbús del transporte colectivo. Estos son los 15 lugares donde según registros del Instituto de Medicina Legal (IML) más se ejecutaron violaciones sexuales entre los años 2006-2014. Deslice el cursor sobre el gráfico para visualizar el número de registros.

La Policía Nacional Civil, registró un total de 1,123 casos de delitos sexuales, entre enero y agosto del año 2015, es decir, alrededor de cinco casos diarios. Los delitos comprendidos en este reporte son: Estupro, Agresión sexual y violación en menor e incapaz. De estos delitos, violación en menor e incapaz fue el más frecuente.

De este total el 50.58% se concentra en cuatro departamentos: La Unión, La Libertad, San Miguel y Cabañas.

Según datos de la Policía Nacional Civil, PNC, entre enero y mayo de 2015 recibieron 812 denuncias por delitos de violencia sexual: Estupro, violación, violación en menor e incapaz, y agresión sexual en menor e incapaz, es decir, más de cinco denuncias cada día. De estos casos el 83% corresponde a niñas y adolescentes. El delito más denunciado es el de Violación en menor e incapaz.

 

Violaciones

La violación ocurre, según el Art. 158 del Código Penal, cuando una persona mediante violencia tuviere acceso carnal por vía vaginal o anal con otra persona. Según la Policía, en este delito recibieron 367 denuncias, donde los departamentos que más casos reportaron fueron: San Salvador, La Libertad y Ahuachapán.

En cuanto a departamentos San Salvador ocupa el primer lugar en reconocimientos por violencia sexual, sin embargo, por tasa poblacional es San Miguel con 80.3% y Morazán con 73.6% los que ocupan el primer lugar. Por cantidad y por tasa poblacional es Ahuachapán el que menos casos reporta.

Estos son casos que se conocen y son denunciados, ahora no se sabe a exactitud cuántos no son reportados debido al temor o amenazas del agresor o hasta a veces por complicidad de terceros. En este caso a gravedad de complicidad afecta más la imagen como sociedad y en algunos casos son denunciados y las autoridades no dan seguimientos a algunos casos por algunos casos de ser un funcionario público o una persona “importante o figura pública” de la cual se puede decir que hasta las leyes del país son consentidoras de estos abusos por compra de voluntades y muchas veces la sociedad misma se convierte en cómplice de ello. Se necesitan reformas penales ante tales violaciones y ejecutarlas sin piedad.

Datos obtenidos por http://observatoriodeviolencia.ormusa.org/

23 Jul 2017
¿Son coherentes nuestros políticos?
Colaboradores | Por: Mario Recinos

¿Son coherentes nuestros políticos?

22 Jul 2017
La revolución que se vendió
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La revolución que se vendió

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar