Colaboradores

31 Dic 2016
Colaboradores | Por: William Siliézar

La lucha contra la hambruna en América Latina

América Latina y el Caribe son las únicas regiones en el mundo que lograron disminuir los casos de subalimentación en los últimos años, específicamente, entre 1990 y 2014. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), en este periodo los casos de hambruna bajaron un 60%. Sin embargo, la región latinoamericana se mantiene propensa a enfrentar un aumento de subalimentación en la población, lo contradictorio de todo esto es, en primer lugar, que América Latina y los países del Caribe son los mayores exportadores de alimentos en el mundo.

En realidad, no es la falta de alimentos la que provoca que miles de familias latinoamericanas y caribeñas no tengan acceso a los alimentos, ni siquiera a los más básicos como el arroz, frijol, maíz y otros; sino más bien las dificultades que presentan, principalmente las personas con escasos recursos, para tenerlos cada día en su mesa. En ese sentido, debemos considerar que el principal factor que influye en garantizar la seguridad alimentaria es la deforestación de los bosques, los cuales al desaparecer por obra del ser humano provoca efectos en el cambio climático que repercute en las actividades agrícolas, y que estas vayan a la baja por falta de producción.

Las altas temperaturas, por su parte, que son provocadas en su mayoría por la deforestación, dañan los cultivos de manera que no les permiten que terminen su cosecha y que no produzcan alimentos en buenas condiciones, pues los cultivos terminan por secarse antes de tiempo. Un ejemplo de lo anterior, son las afectaciones en los cultivos que sufrieron los agricultores en El Salvador a causa de la enorme sequía que azotó al país en 2015. Se estimó que el 75% de los cultivos se vio afectado, entre ellos el frijol, que se maduró por la resequedad de la tierra, según aclararon las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

La mayoría de personas puede pensar que son las grandes empresas, esas que tienen un imperio y son consideradas como explotadoras, las que están acabando con los bosques y zonas naturales de nuestra región, pero no es así. En realidad una de las cosas sucede es que se apuesta al monocultivo, es decir, que las zonas boscosas deforestadas son ocupadas para plantar en grandes proporciones cultivos de una sola especie, utilizando los mismos procedimientos de plantación que se utilizan cuando no es único.

No obstante, otro de los factores es la agricultura comercial, que no es nada menos que la explotación agraria hasta sacar un máximo rendimiento de los productos que se obtienen de ella. Según la FAO, esta metodología fue la causa de la deforestación en un 70% entre el 2000 y 2010 en América Latina, especialmente, en la amazonia sudamericana. Ante esto, es claro que los gobiernos de América Latina y principales organismos internacionales en materia agrícola, y alimentaria tienen que apostarle a un manejo sostenible que permita que las miles de familias que sufren de subalimentación puedan salir de esta situación, y de igual manera, las que están propensas a caer en ella.

Varios países de la región, los gobiernos ya tomaron cartas en el asunto y han propuesto la creación de una Ley de Soberanía Seguridad Alimentaria, cuyo único propósito es garantizar una alimentación digna a todas aquellas personas que no tienen acceso a una. El Salvador es un claro ejemplo, donde en la Asamblea Legislativa ya fue aceptada la propuesta de creación de la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria Nutricional, sin embargo, todavía no hay una resolución definitiva; serán las diferentes organizaciones sociales del país que velen para que este derecho se cumpla y se mantengan a la expectativa que pronto entrará en vigencia.

Así como El Salvador, otros diez países de América Latina evalúan con una Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria que es, en su mayoría, la única herramienta para combatir la subalimentación en la región; para mientras, los organismos pertinentes se mantienen buscando soluciones para erradicar esta situación que lleva a miles de personas a estados extremos de hambruna.

14 Oct 2017
Hay cortinas de humo en la política salvadoreña
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Hay cortinas de humo en la política salvadoreña

8 Oct 2017
¡Asegurate!
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

¡Asegurate!

7 Oct 2017
Seamos dueños responsables, no al maltrato animal
Colaboradores | Por: Diana García

Seamos dueños responsables, no al maltrato animal

1 Oct 2017
¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

¿Será que en El Salvador existe la pena de muerte?