Colaboradores

24 Dic 2016
Colaboradores | Por: Samantha Paredes

La importancia de un plan de vida

¡Saludos a todos! Esta columna es una de las más especiales del año, se me ha premiado al asignarme una fecha tan especial para compartir con nuestros queridos lectores.

Al acercarse el fin de año, contamos con la oportunidad de realizar una retrospectiva del año y todos sus sucesos importantes. Es una práctica recomendable hacer un recuento de nuestros logros, retos superados y aprendizajes capitalizados.

La Navidad es una celebración a la espiritualidad y una promesa para muchos, para otros es una fiesta de un año que culmina y oportunidad para reunir a toda la familia, y amigos. Independientemente de cómo la celebres, mi sugerencia sería que tomes un tiempo para ti. Lejos de las luces, la algarabía y los regalos, y te dediques unos minutos para la persona más especial que existe, tú.

La meditación acerca de nuestros actos y cambios es algo que pocos hacemos, pero que vale la pena dedicarle pensamiento. La única constante es el cambio y no somos la excepción. Aplicar la compasión contigo mismo, que no es igual a lástima sino una auténtica perspectiva de lo sucedido; mientras que, la autocrítica es enriquecedora sin caer en la dureza porque no hay nadie que pueda juzgarte mejor que tú mismo.

Es al fin de año cuando puedes evaluar situaciones con una mente más clara, después del calor del momento, y medir tus avances, tus áreas de mejora y evidenciar quiénes son las personas realmente claves en tu vida. Muchas pueden ya no estar presentes, sin embargo hemos de ser agradecidos por aquellos que todavía se mantienen a nuestro lado y, conforme el paso del tiempo, han demostrado lealtad.

Rodearse de personas sanas colma de felicidad tu vida, alejar la toxicidad de tu círculo cercano en la mayor medida permite una vida más plena. Así como haces una “limpia” de tus redes sociales cada cierto tiempo, así deberías también hacerlo con tu vida diaria. Lo más importante es la calidad de tus interacciones, la sanidad de tu mente y tus juicios para que las actitudes sean cada vez más orientadas a la convivencia cordial.

Ahora bien, para cerrar te recomiendo contar con un plan de vida. Si aún no lo tienes, no lo has refrescado o lo dejaste por ahí guardado después de algún taller; retómalo y ponlo en práctica. Esto nos permite definir quiénes somos y deseamos ser en diferentes ámbitos para orientar nuestras acciones de manera enfocada a su logro: personal, yo y familia; profesional; espiritual; relaciones: pareja y amigos más laborales o comerciales; recreación y hobbies; formación y salud.

Vernos en perspectiva, hoy y mañana. No podemos controlar muchas situaciones, pero sí podemos controlar nuestras formas de pensar, actuar y decidir. Te invito a hacerlo, a monitorear tus avances y tomar muy en serio tus metas. Puedes lograr todo lo que te propongas con ahínco, disciplina y tenacidad. Ayúdate a crecer, tu futuro depende de ti solamente. ¡Adelante! Estoy segura que te sorprenderás de cuánto puede cambiar en un año.

Puedes encontrarme en redes sociales en Twitter como @Coach_DrSam y la fanpage @SamanthaParedes. Si deseas consultar directamente puedes escribirme y con gusto te contestaré a la brevedad posible: Gracias por permitirme acompañarte todo este año, compartiendo contenidos. Por tu lectura, te agradezco.

28 May 2017
Estas son las turbas pagadas por los tiranos
Colaboradores | Por: Juan Carlos Rivas

Estas son las turbas pagadas por los tiranos

28 May 2017
Cuando la educación es mercancía
Colaboradores | Por: Ricardo Corado

Cuando la educación es mercancía

27 May 2017
Unidos somos azules
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Unidos somos azules

27 May 2017
Desde El Salvador: carta a Leopoldo López
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Desde El Salvador: carta a Leopoldo López