Colaboradores

16 Ene 2016
Colaboradores | Por: Miguel Monterrosa

La fe sin obras es una fe muerta

A lo largo del tiempo hemos visto cuanto acontece, y muchos decimos que vamos de mal en peor, y si esto es más que obvio, ya que el ritmo acelerado de la sociedad no se detiene, y en cuanta mayor demanda de consumo, así el desgaste de los recursos. Este caso es una lucha que todos los países del mundo tienen, pero hay algunos con una educación más visionaria. No solo enseñan cómo funciona el mundo, sino también hacia dónde nos dirigimos. Esa es una educación con responsabilidad social y moral.

Muchas personas se aferran a que algún día las cosas van a cambiar, y esa fe es la que los mantiene creyendo que puede suceder. Y la verdad, no es malo tener esa fe de estar en una sociedad de mayor conciencia y superación. Pero no basta solo con creer o solo con ser críticos, también aportar las ideas que nos pueden ayudar a todos para poder cambiar la historia son válidas. Alguna vez Edison creyó que una idea podía cambiar al mundo. Pueda ser que algunas no sean las correctas, ya que la perfección es algo complejo de alcanzar, pero la persistencia por mejorar y cambiar la historia rinde sus frutos.

Algunos inventos que han revolucionado el mundo nacieron por medio de algunos temores. Un ejemplo es el bombillo. Tomas Edison inventó el bombillo porque él tenía una fobia a la oscuridad. Y fracasó más de 10 mil veces hasta llegar a su máxima invención, la cual ha sido una de las que revoluciono la historia de la humanidad. Muchas personas en este mundo tienen miedo a muchas cosas, pero no hacen nada para poder solucionarlo. Hay personas que solo viven de la crítica y no producen nada y dicen que las cosas son imposibles. De ti depende si lo que tú crees puede conquistarse para mejorar, tanto individual como colectivamente, ya que en la vida encontrarás muchos obstáculos y críticas, pero tu fe es la que te impulsa a seguir adelante y no rendirte al primer obstáculo. La práctica le da vida a tu fe.

La fe es lo que mantiene el ideal para una meta o un fin en específico, pero no solo basta con tener fe, sino también en ser partícipes; de ti depende o estar en la banca o estar en medio del campo. Según tu participación en la historia así serán tus obras. Por lo que es importante prepararse física y mentalmente y aprender más a escuchar que hablar, ya que el que escucha más es el que más aprende, y el que practica más mejora su calidad de trabajo. Los basquetbolistas practican 5 mil tiros diarios para que cuando hagan sus juegos sean lo más certero posible.

Thomas Alba Edison menciona en sus frases célebres que “la genialidad viene de 1% de inspiración y un 99% de trabajo duro”. Eso nos comprueba que no solo basta con creer que algún día puedes cambiar tu realidad si no también la de otros. Si tú tienes miedo a algo, lo que debes hacer es al menos luchar para poder superarlo, o al menos inventar algo para poder evitarlo. Una idea puede cambiar la historia. La fe solamente es la base de algo que te dará fuerzas para no desmayar, pero la constancia te recompensara el mayor fruto, la cual es el éxito. Podemos pasar toda la vida creyendo que esto pueda mejorar o ponernos en pie y hacer algo para que esto mejore. La fe sin obras es una fe muerta.

14 Oct 2018
Con cariño
Colaboradores | Por: Alejandra Portillo

Con cariño

14 Oct 2018
El positivismo barato y la gente tóxica
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

El positivismo barato y la gente tóxica

13 Oct 2018
Los criminales de la nueva era
Colaboradores | Por: Jeferson Aldana

Los criminales de la nueva era

23 Sep 2018
Migración ilegal a Estados Unidos
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

Migración ilegal a Estados Unidos