Colaboradores

30 May 2015
Colaboradores | Por: Jaime Ramírez

La familia como base de la procreación

 

Aplaudo el cabildeo que realizaron los partidos de derecha para aprobar la reforma Constitucional que permite que la familia formada entre un hombre y una mujer nacidos así quede petrificada en el tiempo. Solo resta que la Asamblea entrante la ratifique y con ello mantener el status quo de la familia salvadoreña. Es obvio que para algunas personas esta reforma es irrelevante o innecesaria, pero como lo explica muy bien Federico Hernandez, el abordaje de la institución matrimonial tiene una robusta defensa filosófica, antropológica, sociológica y económica antes que religiosa.

Ahora bien, debo de aclarar que no soy homofóbico, respeto la vida de aquellas personas que por alguna razón tienen tendencias o prácticas homosexuales, mas no comparto ese estilo de vida. En ese sentido, creo que la decisión de blindar a la familia entre un hombre y una mujer nacidos así,   está bien acertada, dado que el mejor referente  de moral por excelencia es la familia, como la base que moldea el carácter y los hábitos de las futuras generaciones. Por ello, difiero completamente con el planteamiento de Paolo Lüers, dado que él aduce que no se debe amarrar constitucionalmente a la familia a un concepto tradicional.

Si eso es así, ¿por qué seguir los diez mandamientos? ¿Por qué mantener el código penal o civil?  ¿Por qué se les hace caso a los tratados internacionales?  ¿Por qué se tiene un ordenamiento jurídico y político? ¡Si todo ello es tradicional! Todas estas leyes datan desde las primeras civilizaciones como los sumerios (babilónicos-asirios) que formaron su canon basado en el Código Hammurabi y los judíos en el Torá.

Aunque tenían diferencias, la base de la moral siguió siendo la familia formado por un hombre y una mujer como el eje fundamental de la procreación. De modo que aunque antiguamente podían tener diferencias con la preferencia sexual, nunca se dejó de confiar en la familia, ya que ello sostenía a las civilizaciones y les permitían perpetuarse en las futuras generaciones. En consecuencia, hay tres razones fundamentales del porqué se debe mantener el status quo de la familia formado por un hombre y una mujer nacidos así.

Primero: Porque Dios lo establece en la Biblia y nuestro Glorioso Señor Jesucristo lo ratifica en el nuevo testamento. Pero por favor, amigo lector, no piense que estoy hablando de religión, ya que sería ignorancia supina creer que Jesús y la Biblia son religión; al contrario, cuando Jesus vino a la tierra predicó en contra del status quo de la religiosidad de aquel tiempo.

Lamentablemente este error es persistente en pleno siglo XXI, pero esto no significa que Jesús y la Biblia sean religión. Él nos mostró que debemos seguir un estilo de vida y no una religión. Aclaro: los hombres por naturaleza tendemos a ser religiosos, pero la religión no sirve de nada si no se practica lo que Jesús enseñó.

Segundo: La familia formada por un hombre una mujer nacidos así debe defenderse, porque es la única manera que Dios estableció para que el hombre y la mujer procrearan y sojuzgaran la tierra, ya que un hombre con hombre o una mujer con una mujer no pueden dar vida jamás, da tal forma que el plan de Jesucristo para la humanidad es perfecto. Pero la humanidad quiere seguir jugando a ser Dios cambiando lo natural por lo innatural.

Tercero: La familia formada por un hombre y una mujer nacidos así, se tiene que defender, porque hoy posiblemente una minoría esté pidiendo que se aprueben bodas homosexuales, pero qué va a pasar mañana cuando otra minoría llegue pidiendo que se legalice el aborto, la droga, el secuestro, la violencia, el cobro de renta. Hay que luchar por mantener las leyes decorosamente y el referente moral por excelencia al Señor Jesucristo

 

 

 

 

 

 

 

9 Feb 2019
Fin de la cuenta regresiva electoral
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

Fin de la cuenta regresiva electoral

3 Feb 2019
Escuela utópica o una misión
Colaboradores | Por: Gustavo Araniva

Escuela utópica o una misión

3 Feb 2019
Despidiendo el mes con motivación
Colaboradores | Por: John Guzmán

Despidiendo el mes con motivación

2 Feb 2019
No tan silencio y ciudadanía poderosa
Colaboradores | Por: Moises Castellanos

No tan silencio y ciudadanía poderosa