Colaboradores

23 Sep 2012
Colaboradores | Por: Ricardo Contreras

La falsa reforma de salud

Desde el inicio del gobierno del presidente Mauricio Funes hasta la fecha, diversos funcionarios públicos, desde el mismo Presidente de la Republica, Ministro de Salud,  Ministro de Hacienda y algunos médicos que todavía simpatizan o creen en el “cambio”  se rasgan las vestiduras pregonando que la salud ha sido prioridad para la actual gestión; cuando la realidad es otra.

Una reforma de salud debe pasar por una consulta intersectorial a nivel nacional que por doctrina se realiza en un periodo de 2 a 3 años utilizando herramientas como el perfil epidemiológico y los determinantes de la salud y así poder concluir de manera técnica y certera las diversas demandas que en materia de salud  requiere un país.

Con lo anterior mencionado la “reforma de salud” actual fue anunciada o impulsada a partir del 1 de julio del 2010 un año después de la instauración de la presente gestión; Esto denota una falta de planificación estratégica (indispensable para una política de salud efectiva) y  que a su vez evidencia que el documento “CONSTRUYENDO LA ESPERANZA” es una farsa improvisada como política de salud nacional.

Es claro que el rubro salud no ha sido prioridad para ningún gobierno de nuestro país, pero aun así se debe aceptar que en las gestiones anteriores se impulsaron acciones acertadas, aunque también se debe aceptar  que  falto mucho por hacer. Creo correcto dar crédito a todo el avance y progreso que se logro en materia de salud en 20 años desde 1988 al 2008. Como lo son por ejemplo la duplicación de 342 a 619  establecimientos de salud que represento un 85% de la red pública, la duplicación de hospitales de 15 a 30, la esperanza de vida que paso de 57.5 años  a 70.7 años, se elevo 13.9 años, el parto intrahospitalario paso de 37%(63 de cada 100 partos no tenían acceso al hospital) a 84%, la mortalidad infantil se disminuyo de 68 casos por 100mil niños a 19 casos por 100 mil niños es decir que se redujo a un 72.1%, se erradico en 1997 el sarampión, a partir del 2003 prácticamente se erradico la rubeola, para el 2007 se había erradicado el tétano, al 2008 se redujo la tuberculosis en un 59% entre otros logros más.

En el presente gobierno tenemos un estancamiento del progreso en materia de salud, donde observamos que todo lo que reportan en las memorias laborales de sus logros quedan en la famosa frase “El papel aguanta todo”. Cuando sabemos por experiencia propia que en las unidades de salud del primer nivel somos abastecidos en un 30% del 100% solicitado en las  requisiciones trimestrales que se efectúan con base al consumo mensual del medicamento, acción que nos lleva a estar “abastecidos por poco tiempo” tiempo en el que llega la supervisión de nivel central y reporta el “abastecimiento”.

Cuando vemos los hospitales en condiciones precarias  para brindar  atención mínima de calidad, cuando nuestros ginecólogos terminan cesarías con lámparas por falta de mantenimiento en las plantas eléctricas de nuestros hospitales,  cuando vemos niños en el Hospital Nacional Benjamín Bloom muriendo de fibrosis quística por falta de medicamentos especiales, cuando vemos que aparece de nuevo la tosferina porque tenemos niños que a sus 6 meses no se les ha cumplido su esquema de vacunación por la falta de vacunas en las unidades de salud.

Cuando vemos que tratan de detener una epidemia de dengue explotando y amenazando al personal de salud, cuando vemos en su propio informe laboral 2011 – 2012 que el presupuesto en salud en el 2006 fue de 368.5 millones y para el 2012 es de 586.9 millones. Es que nosotros los médicos nos preguntamos ¿dónde está esa inversión? ¿A quién quieren engañar u ofender con su propaganda en salud?

Cada quien puede sacar sus propias conclusiones y pueden creerlo o no, pero solo basta observar los medios de comunicación y preguntarle al paciente o usuario de los servicios de salud pública: ¿Percibe, siente o cree que los servicios de salud han mejorado con el gobierno del FMLN? Y  obtendrán un rotundo NO en respuesta.

24 Sep 2017
Hagamos patria, El Salvador lo necesita
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

Hagamos patria, El Salvador lo necesita

23 Sep 2017
La trama del populismo
Colaboradores | Por: Mario Recinos

La trama del populismo

23 Sep 2017
¿Por qué el fracaso escolar en los jóvenes salvadoreños?
Colaboradores | Por: Paula Magaña

¿Por qué el fracaso escolar en los jóvenes salvadoreños?

17 Sep 2017
Monseñor Romero politizado
Colaboradores | Por: Diana García

Monseñor Romero politizado