Colaboradores

5 Sep 2014
Colaboradores | Por: Abner Alvarenga

La Falacia de GANA y el transfuguismo en la Asamblea

En marzo del 2015 elijamos diputados y alcaldes capaces e incorruptibles para que las instituciones no estén secuestradas ni en cuotas partidarias.

Hoy, ya inmersos en la profunda violencia delincuencial, más impuestos que perjudicarán a los más desprotegidos de nuestra sociedad, una supuesta nueva tregua apadrinada por el gobierno que defiende más los intereses de los criminales que los de la población vienen a sumarse al panorama. Los salvadoreños y especialmente los jóvenes, con la experiencia acumulada, debemos establecer en los comicios de 2015 un “hasta aquí”, que sea al mismo tiempo un punto de partida para cambiar en verdad las cosas.

Ejercer nuestros derechos y deberes con los ojos bien abiertos, optando no por ideologías políticas sino más bien por caras que demuestren capacidad y compromisos de cambios verdaderos, de ayuda a la sociedad, en defensa de nuestro sistema de libertades, pero sobre todo la garantía de que se respetará la Constitución y la libertad de prensa; caras que no interpongan sus propios intereses ante los del pueblo salvadoreño.

Es tiempo de frenar de una buena vez el transfuguismo en la Asamblea Legislativa que tanto daño le ha hecho al país. Ese transfuguismo que ayudó en el 2010 al surgimiento de GANA en la Asamblea Legislativa. Ahora, la patria y la democracia nos dan la privilegiada oportunidad de terminar en las elecciones del próximo año con ese fracción que ha creado una mala imagen de la política salvadoreña, así como un gran abstencionismo a la hora de votar como, se evidenció en las elecciones presidenciales.

Como se puede observar en los últimos días, y especialmente desde la plenaria del desafuero de la diputada Ana Vilma de Escobar, las divisiones dentro del partido naranja son más que evidentes. Empezando con el voto separado de Francis Zablah, que es el más respetable, hasta la salida de un importante empresario y candidato a diputado del mismo, aclaman que GANA se ha convertido en una izquierda que parece derecha. Además, aprueban la certeza de aquel refrán popular que dice que “lo que mal empieza, mal acaba”.

Quiero hacer referencia específicamente a la carta de renuncia a GANA de Peter Dumas, no sin antes mostrarle mi respeto, apoyo y admiración por su valentía y humildad, la cual textualmente dice así: “El partido GANA está secuestrado por el diputado Guillermo Gallegos y su ominosa agenda en la política nacional. GANA perdió la libertad de opinión y el ideario que le dio vida (…).Hoy en día podemos decir que GANA ya no es el partido de todos. GANA ahora es el partido de Guillermo Gallegos, quien hace de las suyas e impone su voluntad (…)”.

Estas declaraciones ponen en manifiesto las bochornosas prácticas antiéticas y despreciables de algunos dirigentes de la política nacional que tienen protagonismo en la Asamblea Legislativa, que hacen de las suyas manteniendo secuestrados a los partidos políticos para defender sus propios intereses en el congreso, así como se escudan en el fuero para tapar sus delitos y a los cuales el pueblo salvadoreño debería pasar factura el próximo año, pero que no logren ser parte de la nueva legislatura.

Es por ello que exhorto a los salvadoreños, sobre todo a los jóvenes, a que tomemos nuestro papel protagónico en la vida política de nuestro país, para que seamos arquitectos de un mejor futuro para nuestra amada patria. En marzo del 2015 salgamos a votar, a elegir diputados y alcaldes capaces e incorruptibles para que las instituciones del Estado no estén secuestradas ni en manos de cuotas partidarias, sino más bien del lado de la justicia y la razón como siempre debió de ser.  No le podemos fallar a las nuevas generaciones, no podemos ser cómplices de políticos corruptos, no podemos fallarle a El Salvador. La patria siempre debe ser primero. 

 

15 Jul 2017
Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?
Colaboradores | Por: Luis Contreras

Valiente y Wright Sol ¿entre renovación y tradición?

15 Jul 2017
Lo que el dinero no puede comprar
Colaboradores | Por: Paula Magaña

Lo que el dinero no puede comprar

15 Jul 2017
No queremos gobiernos “ninis”
Colaboradores | Por: Vladimir Velásquez

No queremos gobiernos “ninis”

15 Jul 2017
¿Lorena Peña desinforma a sus seguidores?
Colaboradores | Por: Luis Quintanilla

¿Lorena Peña desinforma a sus seguidores?