Colaboradores

15 Abr 2018
Colaboradores | Por: Ricardo Quijano

La dificultad del primer empleo

En nuestro país encontrar empleo puede llegar a convertirse en una odisea. La cantidad de personas desempleadas son increíbles y los profesionales que se dedican al sector informal cada vez son más. El empleo para los jóvenes se vuelve cada vez más duro, pero para los que recién se gradúan de la universidad lo es aún más. Sin embargo, hay situaciones que no todos estos valoran a la hora de enfrentarse cuando consiguen trabajo.

El primer punto es que muy seguramente el primer empleo de todo joven resulte en una pasantía, o en uno que paguen de similar forma que en esta. La falta de experiencia o el famoso “derecho de piso” se paga bastante caro en nuestro país, sobretodo, en aquellas carreras cuyo mercado está sobresaturado.

En ese sentido, todo joven que recién “sale de la u” debe tener presente que las cosas pueden ser bastantes complicadas al inicio, no te preparan para la vida real en la universidad; la experiencia se adquiere a fuerza de estar en situaciones reales, problemas del día a día y como manejarlos. Es por ello que muchos jóvenes sienten una frustración en encontrar un empleo, en el que se está pagando mal y las cosas no son como se las pintaron a lo largo de la carrera universitaria.

El segundo lugar y dadas las facilidades tecnológicas, es común que los jóvenes no aprovechen su potencial y su energía, pasar pendiente en exceso de las redes sociales es algo que lamentablemente es el pan de cada día. Lo anterior, sin dudas genera problemas, ya que se estigmatiza y se generaliza que el joven de 21-24 años no toma en serio sus responsabilidades. Se tiene la imagen que cada día necesita publicar en sus redes que se encuentra trabajando y vestido con ropa de oficina coloca en la leyenda de su publicación que es un nuevo día. Eso tal cual no es que está mal, sino que el hecho que la juventud está contaminada en su pensamiento por las redes sociales, la popularidad que nos generan estas y, sobretodo, la opinión de los demás.

Los jóvenes tienen una gran capacidad de aprendizaje, de trabajo y entrega, solo hace falta demostrarlo y que, en efecto, se empiece a cambiar la percepción que la mayoría de estos cuando llegan a las empresas, u oficinas de trabajo, temprano; y se visten acorde al trabajo, pero no se comportan a la altura o no son eficientes.

Por todo lo anterior, es muy importante que con trabajo se cambie esa imagen en el mercado laboral. Ya está lo suficientemente difícil conseguir empleo como para que se sume el hecho que no se confíe en jóvenes para puestos de trabajo profesionales, por el hecho de considerarlos muy jóvenes para desempeñar un buen rendimiento laboral.

El trabajo no es fácil. Requiere un esfuerzo, dedicación y luchar contra muchas adversidades. Implica adquirir experiencia en el día a día. Es duro, pero nunca te va a fallar cuando lleguen situaciones en las que tengas que dar cuentas por tu labor realizada.

Es necesario que seamos conscientes que con trabajo duro vamos a prosperar en un mercado laboral limitado, con demasiada demanda y poca oferta. Debemos tener presente que, cada día, hay mas competencia en el mercado; como jóvenes se tiene la oportunidad de ofrecer muchas cosas diferentes, dentro de cualquier empresa. Está en cada uno de nosotros demostrarlo.

14 Abr 2018
Evolución o muerte, ¿venceremos?
Colaboradores | Por: Luis Quintanilla

Evolución o muerte, ¿venceremos?

8 Abr 2018
Facebook,  el doctor Jekyll y el señor Hyde
Colaboradores | Por: Zarko Pinkas

Facebook, el doctor Jekyll y el señor Hyde

8 Abr 2018
Vota, pero vota bien
Colaboradores | Por: Alejandra Machado

Vota, pero vota bien

7 Abr 2018
Siete preguntas necesarias para Nayib Bukele
Colaboradores | Por: Ricardo Hernández

Siete preguntas necesarias para Nayib Bukele