Colaboradores

8 Abr 2017
Colaboradores | Por: Ludwin Arévalo

La campaña adelantada y los demagogos

Los políticos salvadoreños se acusan entre ellos de ser demagogos, pero ¿qué es un demagogo? La definición no es más que aquella persona que práctica la demagogia. Entonces, ¿qué es la demagogia? En realidad es, la degeneración de la democracia, ya que consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder.

En El Salvador, la demagogia y la corrupción son ambidiestras; no admiten distinción de colores o posturas. Se ha podido observar que los partidos políticos han utilizado estas prácticas en sus campañas adelantadas desde hace mucho tiempo. Regalan escobas, huacales, trapeadores, camisas, gallinas y otra cantidad de cosas para ganarse los favores de las personas más necesitadas, que en este caso el favor es el voto y perpetuarse en el poder. Estas prácticas son más utilizadas por los dinopolíticos del país y siguen vigentes hoy en día, sin embargo, hay una nueva práctica que poco a poco se está ganando a las nuevas generaciones que están bombardeadas por las redes sociales y que son más susceptibles, y le facilitan el trabajo a los políticos, puesto que ahora sólo deben pagar la publicidad que las redes sociales reciben.

Estas nuevas prácticas son más sutiles y muchos aún no se percatan del grado de demagogia en el que se encuentran estos políticos que se pintan como ciudadanos comunes. Ya no usan las redes para hacer la campaña como se hacía antes posteando fotos de sus obras y haciendo promesas.

Ahora, recurren a los sentimientos de empatía de los jóvenes y cuelgan “selfies”, utilizan “memes”, recurren a la burla de sus contrincantes para provocar la risa de las masas y así ganar la simpatía, y el favor tan esperado: el voto. Y no se dejen engañar que esta práctica, no es sólo para los políticos jóvenes como alguno estará pensando; en todas las fracciones se está utilizando este nuevo método para ganarse a la gente y la edad es lo de menos.

Así, disfrazando sus cuentas como cuentas personales pueden hacer proselitismo adelantado y pocas personas se dan cuenta, y, poco a poco, caemos en la nueva red de los nuevos demagogos creyendo que nos hemos liberado de ellos porque no regalan escobas o camisas, creyendo que son diferentes y que son la solución a la política polarizada que tanto ha cansado a los salvadoreños.

De esta manera, no importa sí el fondo es rojo, tricolor, naranja, azul, verde o celeste, no podemos escapar a la misma clase de personas que pretenden gobernar, simplemente unos están utilizando de forma adecuada las nuevas tecnologías para seguir con las mismas prácticas de antaño y terminar en el mismo circulo vicioso preguntándonos cómo es que han llegado a ser nuestros padres de la patria, nuestros gobernantes municipales y nacionales, y por qué no los detuvimos cuando podíamos.

11 Nov 2018
Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad
Colaboradores | Por: Lourdes Hernández

Comunidad El Espino, el reflejo de la desigualdad

11 Nov 2018
¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?
Colaboradores | Por: Andrea Marroquín

¿En verdad el aborto es para el bien de la mujer?

27 Oct 2018
El rostro del mundo del siglo XXI
Colaboradores | Por: John Guzmán

El rostro del mundo del siglo XXI

20 Oct 2018
Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?
Colaboradores | Por: Francisco Monzón

Aborto ¿seguro? ¿legal? ¿gratuito?